30 de mayo de 2010
30.05.2010
 
El termómetro

Siero y Heisenberg

30.05.2010 | 02:00
Siero y Heisenberg

El principio de incertidumbre de Heisenberg es una ley de la física cuántica bastante difícil de entender, al menos para mí. Pero un amigo me lo explicó de una forma simplificada que me sirve. Viene a decir que al observar una partícula, la modificas, con lo que nunca podrás saber a ciencia cierta todo sobre ella. Esto se puede extrapolar a la política de Siero. Concretamente, a los plenos. La observación (es decir, la retransmisión de las sesiones por internet) modifica el comportamiento de la partícula (es decir, del concejal). Si nadie salvo los 21 concejales escuchase los debates de las sesiones, éstas durarían, casi con toda probabilidad, tres horas menos de lo que duran. Pero basta que alguien esté escuchando para que los discursos se alarguen y los argumentos se refuercen y las discusiones se enconen. Lo más curioso es que ocurre lo contrario de lo que debería. Ya que hay gente mirando, podía ser más entretenido. Pero no. La tabarra es mayor. Maldito Heisenberg.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook