25 de junio de 2010
25.06.2010
Carreño

Candás rasca aparcamientos

La villa gana 10 plazas junto a la antigua conservera Albo, que mantenía la zona de carga y descarga pese a cerrar hace un año

25.06.2010 | 02:00
Coches estacionados, ayer, junto a la fábrica de conservas, con la señal de prohibición tapada, en Candás.

Candás,

Braulio FERNÁNDEZ

Candás cuenta con una decena de nuevas plazas de aparcamiento libres. Los nuevos estacionamientos se han generado en la calle Carlos Albo, en su enlace con Pedro Herrero, en una zona en la que hasta ahora estaba prohibido aparcar, al tratarse según la señalización, de un espacio reservado para la carga y descarga de la conservera Albo, que cerró hace casi un año.

La incoherencia de la señalización, tanto vertical como horizontal, y el hecho de que se hubieran producido numerosas sanciones de tráfico en la zona, han llevado al Ayuntamiento a suprimir la prohibición de aparcar.

También han influido las numerosas quejas de la asociación de vecinos de Candás, que hasta en dos ocasiones a lo largo del último año solicitó al Ayuntamiento que retirase la línea amarilla y las señales de prohibido, ya que la villa no destaca por tener aparcamiento de sobra.

La fachada de Albo tenía una prohibición de estacionamiento por carga y descarga que comenzaba a las 7 de la mañana y finalizaba a la una de la tarde, siendo el resto del tiempo para uso sólo de autorizados. La fábrica de Albo cerró el pasado mes de agosto de 2009, no teniendo actividad en el inmueble de Carlos Albo desde entonces.

Esta medida ha permitido habilitar una decena de plazas de aparcamiento en pleno casco urbano de Candás. «La penosa realidad es que la fábrica de Albo ya no tiene actividad, por tanto no tenía ningún sentido mantener una zona de uso exclusivo de la empresa», explicó Luis Fernández, presidente de la asociación, que mostró su satisfacción porque las peticiones vecinales hayan sido atendidas. «No andamos precisamente en Candás, sobrados de aparcamiento como para permitirnos estas situaciones, ni tampoco para que los vecinos paguen con multas el uso de esta zona, así que las nuevas plazas son bienvenidas», subrayó.

Por otra parte, el aparcamiento del paseo marítimo se ha llenado de vehículos en los últimos días a causa del buen tiempo, y a pesar de la prohibición por riesgo de desprendimientos, al encontrase al lado del monte Fuxa. En la jornada del martes, y según indicaron fuentes municipales, se produjeron al menos 15 sanciones de tráfico. Se trata de los únicos aparcamientos cercanos a la playa en Candás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído