29 de julio de 2010
29.07.2010
La Nueva España
Carreño

Las alegaciones al Plan Urbano reclaman más superficie edificable en los pueblos

El gobierno municipal se plantea ampliar el plazo para la presentación de sugerencias más allá del 5 de agosto, ante las dudas generadas

29.07.2010 | 02:00
Un vecino examina el Plan Urbano en la Casa de Cultura.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


Cuando aún falta una semana para que finalice el plazo de presentación de alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Carreño, el Ayuntamiento ya ha recibido 150 sugerencias, de las cuales 124 provienen de la zona rural y exigen la ampliación de la zona edificable en los núcleos rurales. El plazo para la presentación de reclamaciones finaliza el próximo 5 de agosto, aunque, ante las dudas generadas entre los ciudadanos, el gobierno municipal se plantea ampliar el plazo, con el fin de que todas las alegaciones sean tenidas en cuenta.


Este es el primer plan de ordenación de Carreño en 17 años y por ese motivo el volumen de reclamaciones y de solicitud de información está siendo alto, según indicaron ayer fuentes del Ayuntamiento. De las 150 alegaciones presentadas formalmente, 124 corresponden a la zona rural, 24 al casco urbano de Candás y dos al catálogo urbanístico. En el caso de las sugerencias referidas a la capital de Carreño, la mayoría de ellas son de índole diversa, si bien hay varias que centran sus dudas en la forma de enlazar el futuro barrio urbano de El Regueral con Candás a través de una rotonda en las inmediaciones del colegio San Félix.


Varios vecinos del barrio de La Cruz, en la actualidad la última urbanización de la capital antes de la variante, han mostrado su preocupación por la rotonda que el PGOU dibuja junto al centro educativo y que, según su valoración, podría romper el carácter residencial de la zona, al hacer pasar por ella el tráfico de entrada a Candás, a lo cual se unirían las dificultades que generaría en el entorno del colegio.


Las reclamaciones procedentes de la zona rural, que son mayoritarias, se centran en pedir una ampliación de la superficie edificable en los pueblos. Particular importancia tienen las reclamaciones efectuadas por los vecinos de Perlora, que han planteado al gobierno municipal la posibilidad de que se amplíe el período para alegar. «De cara a facilitar la participación ciudadana, estamos valorando la ampliación del plazo para presentar alegaciones», manifestó al respecto la concejala de Urbanismo, Melania Álvarez. «Entendemos que este es un tema complejo y está en nuestro ánimo facilitar la participación», añadió.


La edil de Izquierda Unida valoró de forma positiva la participación ciudadana en el proceso de alegaciones que se ha desarrollado hasta el momento. «Ha sido un proceso intenso, ya que muchas personas se han acercado a conocer el proyecto y esperamos que sean muchas las que participen en su elaboración a través de las alegaciones», explicó Álvarez, quien también se mostró satisfecha con el trabajo que vienen realizando los técnicos en este período de información pública.


El PGOU aún puede consultarse en Candás, en la Casa de Cultura, de lunes a viernes, en horario de 10:00 a 15:00 horas y de 18:00 a 20:00 horas. Por su parte, el equipo redactor del plan estará disponible en ese lugar por las mañanas los lunes, miércoles y viernes y, por las tardes, los martes y los jueves.


Además del período expositivo en Candás, se han realizado tres rondas de visitas para informar del planeamiento en la zona rural, donde se ha atendido a la ciudadanía en los Centros de Iniciativa Rural. En total, se ha realizado más de una treintena de visitas a estos centros.


El nuevo planeamiento de ordenación urbana de Carreño destaca por la importante ampliación del casco urbano de Candás, que prevé suelo para la construcción de en torno a 4.000 nuevas viviendas, teniendo en cuenta las que está previsto crear en Perlora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído