02 de septiembre de 2010
02.09.2010
40 Años
40 Años

Pioneros de la vela sin límites en Candás

La villa acoge el final de la primera regata para discapacitados celebrada en el Principado, con salida en Gijón

02.09.2010 | 02:00
Participantes y autoridades, ayer, en el puerto de Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


No eran muchos, pero lo importante es que eran los primeros. Eran tres embarcaciones de vela de tipo Access 303, para discapacitados, que ayer surcaron el Cantábrico entre los puertos de Gijón y Candás en algo más de dos horas, lo que convierte a sus seis tripulantes en los pioneros en competir en la primera regata de vela de este tipo que se celebra en el Principado de Asturias. «Ha habido poco viento y mar de tres metros», explicó a la conclusión de la prueba el regatista ganador, Nacho Robles, para añadir que «si hubiera sido al contrario, con poco mar y mucho viento, nos hubiéramos divertido más, pero, aun así, como experiencia está bien».


Y es que tan escaso fue el viento que hubo ayer en el litoral de la zona central de Asturias que las embarcaciones tuvieron que ser remolcadas hasta el puerto de Candás, ya que no tenían fuelle para hacerlo por sí mismas. En primer lugar llegó hasta el punto de recogida la pareja formada por el propio Robles y José Luis Fernández. Segundos fueron Luis Sainz y Jesús Verde Soto, y terceros, Corsino Llera y Fernando García.


Todos navegaron en solitario. «Habían hecho unos cursos este verano y, una vez adquirieron un aprendizaje básico, decidieron que querían competir, así que para terminar la temporada se ha decidido impulsar esta regata», explica respecto al origen de la competición el presidente de la Federación Asturiana de Vela, Pascual Cabaño.


La prueba estuvo organizada no sólo por la Federación, sino también por el Club de Vela Cuatro Vientos de Candás. Su presidente estuvo ayer en la capital de Carreño y anunció que las actividades de este tipo, que tienen por objetivo hacer llegar la vela a todas las personas, sin diferencia de edad ni capacidad física, tendrán su próximo capítulo en una regata infantil que se celebrará en el mismo puerto el 11 de septiembre, con más de una treintena de participantes, provenientes también de los cursos impartidos durante este verano en la villa.


«Queremos que las personas mayores o con discapacidad naveguen a vela y puedan disfrutar de la mar cada vez más», apunta Cabaño. A su lado, el ganador de la regata, Nacho Robles, que forma parte de la organización federativa asturiana, anunció que «para el año que viene serán ocho los barcos que participen y la idea es que en años siguientes sean aún más».


Podrán venir más, pero ellos ya son los primeros, y recibieron por ello su premio al finalizar la regata en el puerto candasín, de manos del presidente federativo, del presidente de Cuatro Vientos y del alcalde de Carreño, Ángel Riego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook