08 de septiembre de 2010
08.09.2010
La Nueva España

El gobierno paraliza una extracción en Logrezana para relleno de El Musel

El Ayuntamiento considera que la empresa, que se ampara en un permiso del Principado, no tiene licencia

08.09.2010 | 02:00
Al fondo, la cantera de donde se extraen los materiales.

Logrezana,


Braulio FERNÁNDEZ


El Ayuntamiento de Carreño ha decidido paralizar los trabajos de extracción de materiales que la empresa Reasa, por mandado de la Autoridad Portuaria de Gijón, realizaba en una finca de El Cotarón, en Logrezana. La decisión municipal se toma después de que unos técnicos de la casa inspeccionasen en el día de ayer la zona, y comprobaran que las extracciones se estaban realizando desde el pasado mes de mayo sin licencia en regla. Para efectuar la captación de roca y otros materiales de El Cotarón, el Puerto de Gijón se había amparado, de forma indirecta a través de la empresa Reasa, en un permiso concedido por el Principado de Asturias. El Ayuntamiento desconocía la actividad que se estaba realizando en Logrezana, y que tenía como objetivo la utilización de los materiales para el relleno de las obras del nuevo puerto gijonés.


La Dirección General de Agua y Calidad Ambiental del Principado de Asturias había autorizado el 28 de mayo de este año, por medio de una resolución, a la empresa extractora a efectuar la retirada de tierras y roca limpia de la finca de El Cotarón, «con motivo de las obras de construcción del puerto del Musel en Gijón, al evidenciarse la necesidad de aportación a las mismas de materiales susceptibles de servir de relleno», según reza en dicha resolución.


De este permiso, el Ayuntamiento no tuvo conocimiento, ya que la última licencia concedida por el Consistorio carreñense fue de 30 de noviembre de 2006, cuando se acordó la legalización de relleno y adecuación de la parcela de El Cotarón. Así fue que, con fecha de 4 de agosto de este año, y mediante una resolución firmada por el Alcalde, se instó a la empresa a que explicase en qué «concordaba» la licencia concedida en 2006 con la extracción de material que ha estado realizando desde mayo.


Tras expirar el plazo, el Ayuntamiento decidió ayer ejecutar la suspensión de la actividad en beneficio del Puerto y que pretendía retirar hasta 400.000 metros cúbicos de tierra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook