16 de septiembre de 2010
16.09.2010
La Nueva España
Carreño

Premio al buen nombre

El presidente y cofundador de Los Gorilas, Amando Prendes, recibe la «Marañuela del año» de la Asociación de Hostelería

16.09.2010 | 02:00

Candás,

Braulio FERNÁNDEZ

Amando Prendes, presidente y cofundador del club de piragüismo Los Gorilas, de Candás, fue premiado, en el marco de los últimos actos celebrados con motivo de las fiestas del Cristo, con la «Marañuela del año» que entrega la Asociación de Hostelería de Carreño. Los promotores del premio, que cumple su cuarta edición, señalaron «el gran favor que Prendes ha hecho por difundir el nombre de Candás allá donde ha ido con el Club», lo que le ha hecho acreedor de una distinción que el año pasado se llevó, precisamente, la estrella de esa agrupación, el tres veces medallista olímpico Herminio Menéndez.

El galardón de la «Marañuela del año» es entregado por la Asociación de Hostelería de Carreño desde hace cuatro años, con la intención de «premiar a aquellas personas o grupos de personas que, habiendo nacido en Candás, hayan pregonado y difundido el nombre de la villa, más allá de sus fronteras». En ese sentido, «Amando Prendes es el mejor ejemplo de la justificación del premio, ya que pocos como él han llevado esa labor con mayor entrega», según indicó la portavoz de la Asociación hostelera, Ana María García Fernández. «El nombre de Candás ha recorrido el mundo entero gracias a Prendes y a Los Gorilas», añadió la empresaria candasina.

La «Marañuela del año» se convierte así en el enésimo premio que Prendes y Los Gorilas reciben este año. «Ha sido una sorpresa muy agradable, ya que lo más difícil que existe es ser profeta en la tierra de uno, y yo me siento muy satisfecho por este reconocimiento», expresó Amando Prendes al recibir el premio. Según expresó, «esto es un doble motivo de alegría, por el premio en sí, pero también por cómo se produce, ya que para un candasín no hay mayor halago que ser condecorado en tu pueblo durante las fiestas del Cristo».

Las fiestas del Cristo, por otra parte, concluyeron ayer con el día «del Cristín y de los guajes», en el que se produjeron diversas actividades orientadas a los vecinos más jóvenes. Durante toda la tarde, en el parque Maestro Antuña, se organizaron juegos con hinchables y hubo pasacalles durante toda la jornada. Finalmente, poco antes de la medianoche, tuvo lugar la última actuación musical del verano, en la plaza de La Baragaña, a cargo de la orquesta «La Noche de Asturias».

A las doce, una traca puso el fin de fiesta, emplazando a los vecinos para el próximo 13 de junio, cuando, con la romería de San Antonio, regresen las fiestas del verano candasín, que tienen en San Félix y en el Cristo, sus reclamos principales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook