21 de enero de 2011
21.01.2011
La Nueva España

Ladrones al cubo en Candás

La protesta vecinal por la mala calidad del servicio de recogida de basuras revela que en 2010 se sustrajeron en la villa más de mil baldes

21.01.2011 | 01:00
Dos operarios de Cogersa, depositando los cubos, ayer por la tarde, en Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


«Cubo nuevo que se pone por la tarde, cubo que desaparece por la noche». La rotunda frase de un empleado municipal ilustra la situación que se vive con el servicio de recogida de basuras en el concejo carreñense. Tras las protestas de los vecinos, que critican la escasez de cubos que obliga a que gran cantidad de bolsas con residuos tenga que depositarse en la calle, el Ayuntamiento ha dado a conocer que los cubos desaparecen. Simplemente. Según sus cálculos, sólo en 2010 fueron sustraídos más de mil.


Fue el movimiento vecinal el que dio la voz de alarma por el empeoramiento del servicio en Candás. La protesta sobre el llamado sistema «puerta a puerta» se centra en que el número de cubos que se disponen a los pies de las viviendas ha disminuido notablemente y en que los que se colocan se encuentran en mal estado.


El Ayuntamiento reconoce la situación. «Es evidente el deterioro y la escasez de los cubos», advierte desde la concejalía de Urbanismo la edil Melania Álvarez. «Ante esta situación, el Ayuntamiento de Carreño y Cogersa, como lo hicieron en otras ocasiones, intensificarán la vigilancia para evitar nuevas desapariciones», añade la concejala, que apostilla que «esto no es excusa para mermar la calidad del servicio, por lo que el Ayuntamiento ha instado a Cogersa a reponer tanto los cubos desaparecidos como los deteriorados, algo que la empresa se ha comprometido a resolver en los próximos días».


Especial incidencia tuvo la sustracción de baldes durante los meses estivales, cuando la población de Candás experimenta un notable incremento. En los cuatro meses que van desde junio a septiembre llegaron a desaparecer más de 600 cubos de basura. Una cifra que ha desbordado las previsiones de Cogersa, que suele reponer en torno a un centenar de cubos al mes.


El servicio se presta desde hace ya tres años y hasta ahora había contentado a la mayor parte de la población, que entendía que el anterior sistema de contenedores generaba insalubridad en las calles. Aunque aquel problema se debía también a la irresponsabilidad de parte de la vecindad, que depositaba las bolsas durante el día y no durante la noche, cuando se vaciaban. Sin embargo, en las últimas fechas las bolsas de basura han vuelto a proliferar sobre aceras y bordillos del casco urbano de Candás, eso sí, al lado de algún que otro cubo de basura roto.


El pasado 14 de enero, la Asociación de Vecinos de Candás presentó una solicitud por registro al Ayuntamiento de Carreño pidiendo la reposición de los cubos de basura. A su juicio, el servicio «puerta a puerta» presentaba una serie de deficiencias, entre las cuales era evidente «el insuficiente número de cubos en algunas zonas del casco urbano, lo que ocasiona que las bolsas de basura se depositen sobre el suelo», según explicó el portavoz del colectivo, Luis Fernández. La protesta se hacía extensiva, además, a los baldes rotos.


UPyD se une a las críticas y asegura que «el sistema debe ser revisado. La calidad del servicio ha ido degenerando con el paso del tiempo. Pocos cubos y muchos de ellos en mal estado provocan que nuevamente se vean muchas bolsas de basura amontonadas en las aceras con los mismos problemas de antaño», apostilla la formación política.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído