13 de febrero de 2011
13.02.2011
La Nueva España
Comarca de la Sidra

En Villaviciosa se compra como los famosos

Los comerciantes ofrecen a los clientes, gratis, un asistente personal o «personal shopper» para elegir los regalos de San Valentín en los negocios locales

13.02.2011 | 01:00

Villaviciosa,


Mariola MENÉNDEZ


En Villaviciosa se puede salir de compras para San Valentín como lo hacen las estrellas de cine y los famosos en general: acompañado de un «personal shopper». Los rezagados que aún no tengan regalo de San Valentín pueden comprarlo hoy en la villa, de 11.00 a 14.00 horas.


Y además, acompañados de un asistente personal que han puesto los comerciantes a disposición de la clientela para facilitar las compras. La iniciativa de la asociación (Acosevi) tiene carácter gratuito. Quien desee sorprender mañana con un regalo original aún está a tiempo si concierta una cita previa en el número de móvil 699484131. Será necesaria una entrevista con Natalia Muñoz, gerente del plan estratégico del comercio en Villaviciosa, para que ella se haga una idea de los gustos y necesidades de la persona que va a recibir el regalo.


Aunque es un servicio que se ha lanzado con motivo del «día de los enamorados», la pretensión es mantenerlo durante el resto del año. No sólo se ofrece el acompañamiento por los negocios de la localidad, también hay información sobre dónde se pueden adquirir determinados productos o artículos. «Además, orientamos sobre dónde comer un buen pescado, el servicio de taxis o incluso a planificar un fin de semana», apunta Muñoz. Pretenden acabar con el «desconocimiento del comercio local», explica. Destaca que en Villaviciosa hay todo un abanico de tiendas que van desde las más tradicionales a las más modernas pasando por las que ofrecen productos exclusivos.


Natalia Muñoz realiza algunas propuestas para sorprender en el día de San Valentín. Recomienda desde una noche romántica en la habitación de un hotel decorada con pétalos y velas y en la que no falte un centro de frutas y champán, hasta bonos de manicura, sesiones de spa o masajes.


Una opción por la que Julio González y Miguel Ángel Blanco se interesaron en el salón de belleza de Conchi Obaya recomendados por Muñoz. Otra idea es un lote personalizado de productos «delicatessen» o típicos asturianos para darle gusto al paladar. Incluso, calzado deportivo pensando en el marido de Encarnación Suárez. Es un pretexto para que se anime a ejercitar sus músculos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído