22 de febrero de 2011
22.02.2011

En guardia por el abombamiento de una de las paredes de la ermita

El PP preguntará en el Congreso a la ministra de Medio Ambiente por los motivos de Costas para inhibirse pese al riesgo de derrumbe del templo

22.02.2011 | 01:00
En guardia por el abombamiento de una de las paredes de la ermita

El Ayuntamiento de Carreño ha realizado en los últimos días un chequeo del estado en que se encuentra el templo. Se considera que, debido a los movimientos de tierras y a la escasa distancia que separa a la ermita del acantilado, la construcción podría empezar a mostrar signos de agrietamiento, aunque por el momento tan sólo se aprecia un leve abombamiento en una de las paredes interiores de la ermita (en la foto), informa B. F.

Candás,

Braulio FERNÁNDEZ

La capilla de San Antonio, que ya se encuentra a menos de medio metro del acantilado, junto al faro de Candás, a causa de los continuos movimientos de tierras en la zona, será reubicada en un eucaliptal situado en las inmediaciones de su actual emplazamiento. Ésa es la propuesta que han transmitido los técnicos municipales al gobierno local, que en principio la ve con buenos ojos. En primer lugar, porque la cercanía de la nueva ubicación abarataría el coste de su traslado. Además, el templo continuaría situado en el promontorio de San Antonio, por lo que las romerías en un futuro podrían seguir realizándose como hasta ahora en la pradería de Gervasia.

La propuesta del nuevo emplazamiento ya ha sido transmitida al resto de fuerzas políticas de la Corporación local, según explicaron ayer desde la concejalía de Urbanismo. Los detalles finales del proyecto de traslado se darán a conocer una vez que la Consejería de Cultura del Principado conceda el permiso para ejecutar la obra. El ejecutivo local espera esta misma semana la visita de los técnicos de Patrimonio, ya que la situación del acantilado invita a que el proceso se realice de la forma más ágil posible.

Por otra parte, el Partido Popular criticó ayer la decisión de Costas en Asturias de no intervenir en la grave situación de la ermita de San Antonio. Los responsables de la Demarcación han decidido no actuar «cuando los argayos se deban a causas naturales», esto es, en la práctica totalidad de los que se producen.

Sin embargo, para José Ramón Fernández, portavoz municipal del PP, «corresponde a la Administración del Estado una obra necesaria para la protección, la defensa y la conservación del dominio público marítimo-terrestre, cualquiera que sea la naturaleza de los bienes que la integren».

Fernández añade que, «teniendo en cuenta la inhibición absoluta en este asunto mostrada por parte de la Demarcación de Costas en Asturias, consultaremos a la ministra de Medio Ambiente en Madrid cuál es el criterio que pretenden seguir». Así, la diputada regional Pilar Fernández Pardo preguntará a Rosa Aguilar si el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino «piensa adoptar medidas de protección en el caso del acantilado de San Antonio, teniendo en cuenta el inminente peligro de derrumbe de su capilla. La situación constituye un grave peligro tanto para los numerosos paseantes de la zona como para el patrimonio histórico artístico del concejo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído