18 de marzo de 2011
18.03.2011
La Nueva España

El desmontaje de la capilla de San Antonio de Candás comenzará en un mes

La empresa local Castroagudín Canteros ejecutará la obra por 86.930 euros

18.03.2011 | 01:00
La distancia que separaba ayer la capilla del acantilado, en Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


El Ayuntamiento de Carreño adjudicó ayer las obras del traslado de la capilla de San Antonio a la empresa local Castroagudín Canteros, de Piedeloro, por un importe de 86.930 euros. El gobierno ha querido adelantar la adjudicación del contrato, que estaba previsto inicialmente para la próxima semana, y le ha exigido a la empresa un plazo de un mes para presentar el proyecto técnico, por lo que las obras de desmontaje comenzarán inmediatamente después.


Asimismo, y aunque es necesaria la aprobación de la Consejería de Cultura, se enviará un borrador del proyecto, con documentación previa en un plazo de dos semanas, de forma que en el transcurso de los próximos días se cuente con el proyecto y con el visto bueno del Principado. Así, las labores de desmontaje no sufrirán ninguna demora. De hecho, las labores de obtención de información previa que llevará a cabo la empresa comenzarán hoy mismo, según las normas que han regido la adjudicación del Ayuntamiento.


La oferta de la empresa Castroagudín Canteros ha seguido la propuesta de los arquitectos Cosme Cuenca y Jorge Hevia, según las pautas del Consejo de Patrimonio del Principado de Asturias, según indicaron desde el gobierno municipal. Esta empresa será, además, la que se haga previsiblemente cargo de la custodia de las piezas de la ermita que se retiren y que en un proceso posterior serán recolocadas en las inmediaciones, pero más alejadas del acantilado, cuyos desprendimientos han obligado a ejecutar la obra.


Tras abrir de forma urgente un concurso para la presentación de ofertas para el desmontaje de la capilla de San Antonio, que se encuentra amenazada por los continuos argayos producidos en el Cabo San Antonio desde el pasado mes de enero, el Ayuntamiento analizó un total de tres ofertas para realizar los trabajos. Se consultaron a firmas especializadas de dentro y fuera de la comunidad autónoma asturiana y, finalmente, se ha optado por la opción más cercana.


Una vez se desmonte la capilla, se realizará un nuevo concurso para adjudicar el montaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído