11 de abril de 2011
11.04.2011
Carreño

El deportista Julio César Álvarez, «Faba de oro» por su trayectoria

«Es ilusionante ser profeta en tu tierra», declara el perlorino, premiado por la asociación «Los Serondos»

11.04.2011 | 02:00
Julio César Álvarez García.

Perlora, B, FERNÁNDEZ


Julio César Álvarez García lleva toda la vida corriendo. Lo que al principio fue una afición saludable acabó por consagrarle como un destacado atleta. Ahora, son los suyos, los de Perlora (Carreño), los que quieren premiarle por el esfuerzo y el sacrificio demostrados. «Mis mejores recuerdos en Perlora son de niño atravesando corriendo los prados para ir a la escuela y deteniéndome para coger renacuajos», recuerda el premiado. Ahora que «Los Serondos», esa agrupación que está apunto de cumplir un cuarto de siglo y que nació con el objetivo de que no quedaran en el olvido los nombres de sus más ilustres vecinos, tienen pensado agasajarle, son muchas las estampas de la vieja Perlora las que le asaltan.


«Siempre supe de la labor que realizan desde hace años "Los Serondos", pero pensé que estaba más enfocada a reconocer hazañas en el ámbito de la cultura, así que cuando me comunicaron el premio me llevé una grata sorpresa», reconoce Álvarez García, quien el próximo 16 de abril será investido con la «Faba de oro» de la veterana agrupación perlorina. El motivo del reconocimiento a Álvarez García es una larga y lograda trayectoria en el deporte. El perlorín, de 41 años, casado y con dos hijos, ha sido campeón de Asturias de triatlón en seis ocasiones, entre los años 1991 y 1996; noveno en un Campeonato del Mundo de la especialidad en media distancia; subcampeón de España, y vencedor del duatlón asturiano en 1992 y 1993. Pero además de un excelente triatleta, en los últimos años se ha destacado por sus logros en el atletismo, ganando la Milla internacional de Gijón para veteranos en 2009, la carrera Luanco-Candás del pasado año o el Campeonato de Asturias de cross por equipos en 2009.


Y ahora recibe el premio de los suyos, de los de Perlora, algo que le llena por completo: «Las medallas te reconocen el esfuerzo deportivo, pero la "Faba de oro" es diferente, es más ilusionante pensar que has sido profeta en tu tierra».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído