30 de abril de 2011
30.04.2011
La Nueva España
Carreño

El Museo de la Conserva se dispara y alcanza un sobrecoste de 392.503 euros

La restauración de la vieja fábrica de Ortiz, tras el derrumbe, superará los 1,2 millones l La antigua adjudicataria, Contratas Iglesias, tendrá prioridad

30.04.2011 | 02:00
Obras, paradas, en la antigua fábrica de Ortiz, en Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


El nuevo proyecto de construcción del Museo de la Conserva de Candás en la antigua fábrica de Ortiz (tras modificar el original) ya está en poder del Ayuntamiento y tiene un sobrecoste de 392.503 euros con respecto al primero, que era de 835.860 euros. Se trata de un incremento del 50 por ciento sobre el precio inicial. Este nuevo modificado será aprobado el próximo martes en una Comisión de Urbanismo que se celebrará en Candás. Después se le ofrecerá a Contratas Iglesias, la ganadora del concurso de adjudicación, continuar la labor que empezó, para lo que debe aceptar el nuevo precio.


En octubre, tras acceder los técnicos de la empresa al inmueble de Ortiz, situado junto a la plaza candasina de El Paseín, se descubrió que el derrumbe que afectó al edificio en enero de 2010, con posterioridad a la redacción del proyecto, había causado más daños de los previstos, requiriéndose un nuevo proyecto modificado y un nuevo precio que cubriese el arreglo de los mismos.


Una de las principales novedades con respecto a la continuación de los trabajos es que el gobierno sí incluye ahora la opción de que Contratas Iglesias continúe desarrollando la obra, cuando hasta ahora había aludido a la imposibilidad de hacerlo, por superar el modificado el 30 por ciento del precio inicial. «Una vez aprobado el proyecto se dará audiencia al contratista, y si acepta el precio, podrán reanudarse las obras en el plazo aproximado de un mes», explicó a ese respecto la concejala de Urbanismo, Melania Álvarez.


En caso de que Contratas Iglesias no acepte el precio del modificado, «el Ayuntamiento procederá a seguir los pasos que marca la ley de contratos», según la edil, y que pasan por volver a sacar a concurso las obras. Además, hay nuevos plazos para el desarrollo de los trabajos, ya que el modificado -realizado por el mismo arquitecto del proyecto original, Rogelio Ruiz- eleva en cuatro meses y medio el plazo de ejecución. «A esto hay que sumar los dos meses y medio pendientes del contrato inicial, lo que hace un total de siete meses a partir de la reanudación», explicó Álvarez.


Uno de los asuntos que más preocupación han causado en los últimos meses al gobierno carreñense es la posibilidad de perder la subvención que el Ministerio de Cultura concedió a finales de 2009 para la construcción del equipamiento, y que asciende a 1.400.000 euros, a causa de los retrasos. Sin embargo, y con la nueva planificación, se evitará la perdida de la ayuda. «Las previsiones que manejamos pasan por que las obras finalicen antes de que acabe 2011 y, por lo tanto, en principio no correría peligro la subvención», matizó la responsable de Urbanismo.


Según indicó, «la obra no tendrá que empezar de cero, ya que entre octubre y diciembre se llevaron a cabo trabajos de desescombro y limpieza, que permitirán que una vez se reanude la obra vaya más rápido». Entre esas tareas estuvo la retirada de viejos útiles y maquinaria empleados por la empresa Ortiz, para la fabricación de latas de pescado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído