17 de mayo de 2011
17.05.2011
La Nueva España
Carreño

Contratas Iglesias rechaza hacer el Museo de la Conserva al creer escaso el presupuesto

La empresa considera que no puede afrontar la obra por casi 1,2 millones

17.05.2011 | 02:00
Contratas Iglesias rechaza hacer el Museo de la Conserva al creer escaso el presupuesto

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La empresa adjudicataria del primer concurso de las obras del Museo de la Conserva de Candás, Contratas Iglesias, ha rechazado continuar adelante con los trabajos de construcción del equipamiento una vez que se ha vuelto a redactar el proyecto, pese a que tenía preferencia. Las razones son de índole económica, ya que la firma ha considerado insuficiente la oferta municipal de 392.503 euros para seguir adelante con los trabajos, detenidos el pasado mes de diciembre al detectarse que el derrumbe parcial que afectó al inmueble en enero de 2010 hace más costosa la obra. Ahora, el Ayuntamiento de Carreño deberá resolver el contrato con Contratas Iglesias y volver a sacar a licitación la obra.


«La empresa no está de acuerdo con el precio ofertado por el proyecto modificado», explicó ayer la concejala de Urbanismo municipal, Melania Álvarez, nada más conocerse la respuesta de Contratas Iglesias. El presupuesto de la obra se ha visto incrementado en un 42 por ciento, pasando de los 835.860 euros iniciales a los 1.183.805 euros que han resultado finalmente, tras la redacción del modificado. Pero eso no ha sido suficiente para que la empresa acepte seguir adelante con unos trabajos a los que aún le restan siete meses de plazo de ejecución, y que deben estar finalizados antes del 31 de diciembre para no poner en peligro la subvención de 1.400.000 euros concedida por el Ministerio de Cultura.


«La dirección de obra considera que los 392.503 euros del modificado están debidamente justificados, a pesar de lo cual la empresa aún reclamaba en torno a un diez por ciento más de presupuesto», dijo Álvarez, que anticipó que ahora se aplicará la ley de Contratos, rescindiendo el contrato y volviendo a sacar la obra a concurso. «Alguien vendrá que con más seriedad lo hará».


Y es que Álvarez cree que «llegado a este punto, el Ayuntamiento tiene que defender sus intereses, y lo mejor para todos es que se contrate a una nueva empresa».


El problema ahora es el tiempo que transcurrirá hasta que eso suceda. El Ayuntamiento debe hacer una convocatoria de adjudicación, que necesitará un mes para resolverse. La nueva empresa podría comenzar su trabajo durante el verano, pero será necesaria una nueva prórroga para no perder la subvención de Cultura. El museo pretende albergar más de cien años de legado de la industria conservera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído