22 de junio de 2011
22.06.2011
Siero, Noreña y Llanera

Los últimos sones de «Xentiquina»

La jubilación del director Nacho Fonseca pone fin a la coral del Colegio de Lieres

22.06.2011 | 02:00
La última formación de «Xentiquina», en el concierto de ayer en el Colegio de Lieres.

El Colegio Público Lieres-Solvay cerró ayer su calendario lectivo con un acto muy especial: el último concierto en el centro del grupo coral «Xentiquina». Tras 24 años de actividad ininterrumpida, «Xentiquina», una agrupación dedicada a recuperar y promocionar la canción asturiana, formada exclusivamente por alumnos del centro educativo de Lieres, va a desaparecer por la jubilación de su creador y director: el profesor Nacho Fonseca.

El origen de esta formación se sitúa, curiosamente, en la localidad de Porrúa. Allí daba clase Nacho Fonseca en el curso 1986-1987, cuando formó una primera agrupación coral con los alumnos del centro, «Seliquín», para que interpretasen canciones en asturiano. «En aquel tiempo se empezaba a dar asturiano en las escuelas, pero había poco material didáctico y pensé que las canciones tradicionales podían ser un buen material», señala Fonseca. La propuesta resultó ser todo un éxito, y la formación llegó a grabar ese mismo año un disco.

Pero al curso siguiente, Fonseca fue trasladado al Colegio Lieres-Solvay. «"Seliquín" había tenido repercusión, y al llegar a Lieres me propusieron seguir con la actividad», apunta Fonseca. Así nació «Xentiquina», formación por la que han pasado casi 200 alumnos del Colegio de Lieres en 24 años.

Además de los numerosos conciertos que cada año ofrecía «Xentiquina» en otros centros educativos de la región, la formación ha grabado un total de nueve discos, tres de ellos armonizando canciones tradicionales asturianas y el resto interpretando las piezas compuestas por el propio Nacho Fonseca. «Yo escribía la letra y componía la música, pero los artífices de todo esto son los críos», señala a este respecto el profesor. Además, «Xentiquina» ha colaborado con otros artistas, tanto en conciertos como en discos. Es el caso de «Lucas 15», para el que hicieron los coros infantiles que acompañan la voz de Nacho Vegas en algunas piezas.

«Xentiquina» logró otros hitos más llamativos: «Creo que somos el primer grupo que canta en asturiano que ha sido traducido a otra lengua, ya que nuestro primer disco, de 1988, se tradujo al gallego», señala Fonseca.

La última formación de «Xentiquina», compuesta por once niños con edades comprendidas entre los 6 y los 11 años, se despidió ayer de su público, con un emotivo recital en el que se repasaron los temas propios de todos sus discos.

El 30 de junio, a partir de las 20.00 horas, se rendirá un homenaje a este proyecto educativo y musical en el auditorio Príncipe Felipe de Oviedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook