29 de junio de 2011
29.06.2011

La oposición municipal intenta unirse para imponer su modelo de gobierno

Cinco partidos, que suman una mayoría suficiente, tratan de consensuar una propuesta alternativa a la del PSOE

29.06.2011 | 02:00

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La oposición del Ayuntamiento de Carreño pasa al ataque y, tras el fracaso inicial del PSOE en las negociaciones para dar forma al gobierno local, se reunió ayer para intentar consensuar una propuesta de organización municipal.


La semana pasada, el PSOE intentó, sin éxito, alcanzar un acuerdo con la mayoría de las fuerzas políticas para formar un gobierno con tres liberados y diez comisiones municipales. Lo que pretende la oposición es imponer su concepto de gobierno municipal en esos aspectos, aunque siga dependiendo del PSOE. Todo ello como consecuencia de la minoría con la que los socialistas afrontan la nueva etapa en el Ayuntamiento.


Tras un primer intento frustrado, el PSOE inició a principios de esta semana negociaciones individuales con los partidos minoritarios. Algunos de ellos se reunieron ayer por su cuenta para tratar de presentar una alternativa de cara a la formación de gobierno. Intentan llegar a un acuerdo para la reducción del gasto municipal, así como obtener más información sobre los órganos de gobierno en los que participa el Ayuntamiento de Carreño, como la Autoridad Portuaria y Cajastur.


Los partidos que han tomado parte en la primera reunión, celebrada ayer, para lograr ese consenso que permita la organización del gobierno municipal son el Partido Popular, Foro Asturias, Carreño Unido, Unión Independiente de Carreño (UICA) y Unidad Nacionalista Asturiana (UNA). Entre todos suman la mayoría suficiente para hacer prosperar su propuesta, en caso de que lleguen, finalmente, a un acuerdo conjunto, independientemente de los logros que el PSOE consiga por su cuenta.


Según indicaron fuentes internas de la reunión, los cinco partidos de la oposición tratan de alcanzar «el mayor consenso posible» y esperan que las reuniones no se dilaten en exceso. De hecho, la formación de gobierno municipal en Carreño deberá estar lista antes de la fecha límite del 11 de julio.


Con ese mismo apremio trabaja el partido socialista, que ayer mantuvo una reunión con el PCPE de cara a alcanzar de forma individual el consenso que no se consiguió de forma colectiva la pasada semana. El lunes ya se produjo otro encuentro, esta vez entre el PSOE e Izquierda Unida, sin que trascendieran detalles acerca de los temas abordados ni de las conclusiones del encuentro. Los socialistas indicaron que pretenden seguir celebrando más reuniones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído