20 de septiembre de 2011
20.09.2011
La Nueva España

El Principado cuestiona la subestación eléctrica entre Prendes y Pervera

Industria comunica a los vecinos que se está valorando la necesidad del proyecto

20.09.2011 | 02:00
El Principado cuestiona la subestación eléctrica entre Prendes y Pervera

Prendes,


Braulio FERNÁNDEZ


El Principado de Asturias podría dar marcha atrás en su apoyo al proyecto de Red Eléctrica Española para instalar una subestación eléctrica de potencia máxima entre las parroquias carreñenses de Prendes y Pervera y unas líneas de alta tensión de 70 metros de altura que atravesarían el concejo de Oeste a Este. Una representación de vecinos del concejo mantuvo ayer una reunión con el director general de Industria del Principado, Javier Méndez Muñiz, de quien obtuvieron el compromiso de ser informados puntualmente de los cambios que se produzcan. Los vecinos salieron satisfechos del encuentro porque, a tenor de la información que recibieron, el plan energético está cambiando, al menos en lo que concierne a Carreño.


«Sobre la subestación de La Reboria y las líneas de alta tensión, el director nos dijo que en este momento están valorando la necesidad real de estas infraestructuras porque entienden que las circunstancias han cambiado», explicó, a la salida de la reunión, el portavoz de los vecinos, Manuel Martínez. «Nos ha dicho que informará al Consejero y al Viceconsejero y que, en una próxima reunión en Madrid, se revisará el plan energético, que, al menos hasta 2020, no parece claro que pueda tener desarrollo», añadió Martínez, quien agradeció la «cordialidad y atención» dispensadas por el responsable de Industria.


Por tanto, la situación podría dar un vuelco, ya que el anterior gobierno regional del PSOE sí apoyaba la implantación de la subestación eléctrica de La Reboria y las líneas de alta tensión. «Nosotros mostramos nuestra oposición al proyecto, explicando el rechazo tan unánime que genera en el concejo, y en su Corporación y él nos prometió tenernos al corriente de cualquier novedad que se produzca al respecto y, especialmente, acerca de la reunión en Madrid sobre el plan energético», concluyó Martínez.


La instalación de La Reboria, a la que se oponen los vecinos, tendría la máxima potencia posible, 400 kilovatios, y extendería, además, una línea recta de conductos eléctricos entre La Reboria y Logrezana, lugar a partir del cual se bifurcaría hasta Ambás y hasta Zanzabornín. Una vez allí, conectaría con la subestación de Cardo, para hacer llegar el tendido hasta Avilés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook