15 de octubre de 2011
15.10.2011
Carreño

La Guardia Civil detiene a un menor por el robo de diez vehículos en Candás

Los coches eran todos Ford de los años noventa, y algunos fueron usados en carreras callejeras

15.10.2011 | 02:00
El último de los Ford Orion robados en Candás el pasado mes de septiembre.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La Guardia Civil ha detenido a un menor de edad al que se le imputa el robo de diez vehículos en Candás entre los meses de julio y septiembre. Los coches eran todos de la misma marca, Ford, y de modelos muy similares; al menos cinco de ellos del tipo Orion y todos de los años noventa. Los vehículos carecían de sistemas de alarma o antirrobo, lo cual los hacía más fáciles de sustraer.


Según indicaron fuentes de la Guardia Civil, desde el mes de julio se había constatado un incremento en el robo de vehículos de la misma marca. Esta circunstancia, junto a otras coincidencias, hizo sospechar a los investigadores que todos los delitos estaban siendo cometidos por una misma persona.


El modus operandi utilizado por el detenido consistía en forzar el arco superior de la ventanilla de la puerta del conductor y, posteriormente, manipular el cableado del llavín clausor de la llave de contacto (lo que popularmente se conoce como un puente eléctrico) para poner en marcha el vehículo.


El detenido, tras utilizar los coches que sustraía para desplazarse entre distintas localidades asturianas, los abandonaba en el casco urbano de Candás, apareciendo alguno de ellos con graves desperfectos. Según ha confirmado la Guardia Civil, estos desperfectos fueron causados al utilizar el detenido los coches para realizar competiciones ilegales con otros vehículos.


Además, las investigaciones llevadas a cabo por el equipo de la Policía Judicial de la Comandancia de Gijón han conducido a la detención de otro menor, a primeros del mes de septiembre, por el robo de un vehículo de características similares. Los investigadores creen que este menor podría estar implicado en la sustracción de los diez Ford de Candás.


Por otra parte, la Guardia Civil de Candás detuvo el pasado 5 de octubre a los autores de una agresión sufrida por un vecino de Candás durante la fiesta de la Sardina, el 1 de agosto. Como consecuencia de la brutal paliza, la víctima sufrió graves lesiones en el ojo derecho, en el cual ha perdido totalmente la visión.


F.J.F.J, de 18 años y vecino de Carreño, y J.A.B.J, de 21, vecino de Avilés, son los dos supuestos autores de la agresión. Tras pasar a disposición judicial, ambos han sido puestos en libertad provisional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas