24 de octubre de 2011
24.10.2011
La Nueva España
Carreño

El PP y Foro se unen para suprimir la tasa de apertura de establecimientos

Los dos principales partidos de la oposición quieren congelar la «viñeta» y bajar la contribución, pero necesitan el apoyo de otras formaciones para aprobarlo

24.10.2011 | 02:00

Candás,

Braulio FERNÁNDEZ

Sólo unos días después de que el gobierno perdiese una votación para pedir un crédito bancario de 1,5 millones de euros, se abre un nuevo debate económico en Carreño, con la negociación de las tasas e impuestos municipales.

El PP y Foro Asturias han presentado una propuesta conjunta, que se fundamenta en la congelación de los principales impuestos, pero también en mayores bonificaciones para familias numerosas. Sin embargo, una de las medidas con mayor alcance sería la supresión de la tasa de apertura de establecimientos, con el objeto de incentivar a los emprendedores locales.

Con esta propuesta, la primera en materia económica en la que los dos partidos conservadores van de la mano, pretenden obtener apoyos en alguno de los partidos minoritarios de la Corporación para lograr su aprobación.

Según explicaron en un comunicado conjunto PP y Foro Asturias, «en el momento de grave crisis económica que vivimos urge que por parte del Ayuntamiento se apruebe un sistema local de tributos basado en los principios de sostenibilidad financiera de la hacienda municipal y de fomento de la actividad económica». Señalan que la propuesta planteada «es realista y realizable, distinguiendo en materia de incrementos y congelación en función de la figura tributaria de que se trate». Se hace especial hincapié en el sector de los emprendedores y de familias y colectivos con menos ingresos, aumentando bonificaciones hasta ahora previstas en determinados tributos.

En cuanto al fomento de la actividad económica, se pretende incluso «la supresión de la licencia por la apertura de establecimientos y la reducción del consumo mínimo en la tasa por abastecimiento de aguas».

Es más, se propone la congelación del impuesto sobre actividades económicas, pero también, y en lo que afecta a las familias, la congelación del impuesto sobre vehículos de tracción mecánicas, la popular «viñeta», e importantes reducciones en el impuesto sobre bienes inmuebles, que llegan hasta el 100 por cien para aquellas familias con ingresos anuales inferiores al salario mínimo interprofesional.

Para las empresas, también se propone la congelación del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras, incluyendo bonificaciones que van desde el 30 al 50 por ciento.

En cuanto a los precios públicos, se aceptan en la mayoría de los casos las propuestas del gobierno, en cuanto a prestación de servicios educativos en las escuelas infantiles, servicio de ayuda a domicilio y transporte escolar. Por el contrario, se apuesta por el incremento del 6 por ciento de los precios relacionados con servicios públicos «no esenciales», como los culturales o los prestados en las instalaciones del Patronato Deportivo Municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook