10 de noviembre de 2011
10.11.2011
La Nueva España
Carreño

El Ayuntamiento pide que el dragado del puerto no se haga en los meses de verano

El gobierno local pide al Principado el calendario de trabajos del próximo año tras las quejas vecinales

10.11.2011 | 01:00
La draga «Ría de Navia», durante sus labores en Candás en el mes de agosto.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


El Ayuntamiento de Carreño ha solicitado al Principado de Asturias que le traslade el calendario de dragados previstos para los puertos de la región de cara a 2012, para evitar que los trabajos se produzcan en Candás durante las fechas estivales. Según ha decidido la Comisión de Medio Ambiente municipal, y tras las quejas que se produjeron el pasado verano entre los bañistas, «se buscarán opciones para que los dragados se sigan realizando, pero no interfiriendo en la actividad veraniega», en palabras de la concejala de Medio Ambiente, Cecilia Tascón.


Se empleará el calendario solicitado en conocer el uso que se hace de las embarcaciones de dragado en el Principado y buscar así un hueco para que la draga realice sus tareas en la capital de Carreño fuera de las habituales de los meses de julio y agosto, como así ha sucedido en los últimos años. «Generalmente la draga viene cuando está disponible, nos dicen», argumenta Tascón, que pretende hacer del conocimiento de la disponibilidad de las dragas en la región la solución al problema.


En las fechas estivales, la playa de Palmera en Candás se encuentra repleta de vecinos y turistas, mientras que sólo un dique de piedra de pocos metros de ancho les separa de las embarcaciones que sacan la arena para rebajar el calado del muelle.


Esto ha provocado repetidas quejas en los bañistas, que, sin embargo, se acrecentaron durante el pasado mes de agosto, cuando se inició una recogida de firmas para detener los dragados y evitar que se vuelvan a reproducir en años siguiente durante esas fechas.


Los vecinos llegaron a recoger más de medio millar de firmas entre los bañistas en pocos días, trasladando la petición al Ayuntamiento. La draga «Ría de Navia», que había estado trabajando durante varias semanas desde principios de julio, cesó su actividad poco después de las quejas. Y es que la situación era límite, cuando la draga, cuya actividad genera malos olores y suciedad en el agua, obligó a prohibir el baño.


Esto ocurrió durante los meses de julio y agosto en el lado del espigón que da al puerto, durante todo el período de actividad de la draga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook