09 de enero de 2012
09.01.2012
La Nueva España
El barcón

Padre predilecto

09.01.2012 | 01:00
Padre predilecto

Siempre he pensado que conceder el título de «Hijo predilecto» o «Hijo adoptivo» no beneficia al homenajeado, sino a quien lo concede. La familia de Amando Prendes puede estar orgullosa de que el Náutico lleve su nombre y colocará en la vivienda familiar la distinción que les entregó el alcalde, Ángel Riego. Pero en mi opinión el homenaje es a la inversa. Es el pueblo de Candás, el concejo de Carreño y por extensión toda Asturias, en especial el mundo del deporte, el que ha tenido la suerte de tener como hijo a Amando Prendes. Podrían haberle nombrado «Padre predilecto», porque Amando fue un padre para varias generaciones de chavales candasinos. Los recogía con la furgoneta, los llevaba a entrenar y viajaba con ellos. Es el padre del deporte local. Fundó Los Gorilas y Candás ya no fue sólo toros y sardinas, sino medallas de oro en los Juegos Olímpicos y deporte de élite. Muchos chavales conocieron mundo gracias al piragüismo, pero para ello Amando tuvo que remar mucho, a veces a contracorriente. De todos modos, gran acierto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook