18 de febrero de 2012
18.02.2012
Siero, Noreña y Llanera

«La prioridad en Carbayín es mantener las actividades pese al recorte de ayudas»

«La crisis nos obliga a subir las cuotas de 12 a 15 euros tras varios años sin hacerlo»

18.02.2012 | 01:00
Maximiliano Gutiérrez, a la puerta del centro social de Carbayín Alto.

Reelegido presidente de la asociación de jubilados «El Nozalín» de Carbayín Alto

Carbayín Alto (Siero),


Lucas BLANCO


Maximiliano Gutiérrez nació hace 60 años en Carbayín Alto. Trabajó en la minería hasta su prejubilación, en el año 1996, y, tras formar parte de varias asociaciones de la parroquia de Santiago de Arenas, en el año 2003 fue elegido presidente de la entonces recién fundada asociación local de pensionistas, jubilados y prejubilados «El Nozalín». Un cargo que ha desempeñado durante los últimos nueve años y para el que fue reelegido por unanimidad para un nuevo mandato el pasado día 10.


-¿Es duro dirigir una asociación de jubilados?


-No es que sea especialmente duro, pero te quita mucho tiempo de trabajo que una vez que te jubilas debería ser libre. No obstante, la ayuda de la Federación de Asociaciones de Mayores del Principado de Asturias (FAMPA), la directiva y algunos socios hace las cosas mucho más fáciles.


-¿Qué importancia tiene la asociación «El Nozalín» en Carbayín Alto?


-La relevancia del colectivo queda patente si atendemos a la masa social. Actualmente tenemos más de 500 socios que suponen más de una tercera parte de la población de la parroquia de Santiago de Arenas.


-¿Qué objetivos se marca de cara a este nuevo mandato?


-Lo primordial ahora es mantener las actividades que venimos organizando año a año intentando sortear las dificultades económicas actuales.


-¿También les ha llegado la crisis?


-Obviamente. Al igual que todas las asociaciones hemos sufrido importantes recortes en las ayudas públicas.


-¿Podría cuantificar esos recortes?


-Sí. Desde la Consejería de Bienestar Social hemos visto reducida nuestra subvención de 5.000 a 2.000 euros. A nivel municipal la reducción ha sido más progresiva, pasando en varios años de cobrar 4.000 a 2.800 euros, pero estamos satisfechos de todos modos porque asume el mantenimiento de nuestras instalaciones.


-¿Ponen estos ajustes en peligro la asociación?


-Hay que tener en cuenta que tenemos un presupuesto anual de unos 30.000 euros que se ha visto seriamente afectado, pero creemos que podemos subsanarlo.


-¿Cómo lo harán?


-Tendremos que subir las cuotas de 12 a 15 euros. Es una medida dura, pero durante muchos años la mantuvimos congelada. Asimismo, varios talleres que hasta hace poco habían sido gratuitos tienen que ser financiados en parte por los participantes. Por otra parte, los continuos superávits de otros ejercicios nos sirve de colchón.


-¿Son muy activos los pensionistas de Carbayín?


-Lo cierto es que hacemos muchas actividades a lo largo del año, que van desde campeonatos hasta comidas, pasando por excursiones y otro tipo de fiestas que suelen contar con una gran acogida entre los asociados.


-¿Se pone fecha de caducidad como presidente?


-No me atrevo. Siempre digo que lo dejo y al final los socios me acaban empujando a seguir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook