19 de febrero de 2012
19.02.2012
Carreño

Áurea Gutiérrez no prevaricó al eliminar las multas de los policías, según la juez

El fallo precisa que la ex teniente de alcalde actuó por el interés general en el marco de un conflicto laboral con los agentes locales

19.02.2012 | 01:00
Áurea Gutiérrez, en su despacho.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La magistrada del Juzgado de lo penal número tres de Gijón ha fallado a favor de Áurea Gutiérrez, ex teniente de alcalde del Ayuntamiento de Carreño, declarándola inocente de un delito de prevaricación del que había sido acusada por el ministerio fiscal por su intervención en la tramitación de las multas de tráfico en Carreño durante cuatro meses en 2009.


En su sentencia, la juez señala que dicha intervención, que a la postre supondría el extravío de más de medio millar de sanciones (en plena fiebre sancionadora de los policías, que protestaban por la tardanza del Ayuntamiento en aplicar la reclasificación laboral), tenía «justificación razonable» y no constituía «un ataque a la legalidad administrativa». Señala, además, que no queda demostrado que Gutiérrez, que se limitó a ordenar que las multas pasasen por su despacho entre junio y octubre de 2009, «hubiera actuado con plena conciencia de que resolvía al margen de la ley, anteponiendo su voluntad a otras consideraciones».


Dice la magistrada del penal de Gijón que «el delito se comete cuando conscientemente se toma una decisión careciendo de competencia para ello y anteponiendo su voluntad a cualquier otra consideración». A su juicio, no es el caso de Gutiérrez, lo que le ha valido la libre absolución. Recalca, asimismo, la sentencia que «los hechos se produjeron en el marco de una situación de conflicto del Ayuntamiento de Carreño con el colectivo de la Policía Local, que reclamaba mejoras en sus condiciones salariales».


«El aumento de las sanciones vino motivado por una huelga de celo por parte de los agentes de Policía, que ocasionó un clima de malestar y continuas quejas de los vecinos», añade el fallo, que admite así la motivación de la ex teniente de alcalde para revisar las multas en beneficio del interés general.


La sentencia, contra la que el ministerio fiscal podrá presentar recurso de apelación a la Audiencia Provincial en los próximos diez días, causó gran satisfacción ayer en las filas del PSOE de Carreño. La primera en mostrar su satisfacción fue la absuelta, Áurea Gutiérrez, que esquiva así la pena de inhabilitación que pesaba sobre ella, por lo que podrá seguir desempeñando sus responsabilidades como parte de la ejecutiva local del PSOE de Carreño y miembro del comité autonómico de la FSA-PSOE. «El fallo demuestra lo que dije desde el principio, que no quité multas a nadie, que simplemente las revisé para comprobar que no se estaba perjudicando a nadie», apunta la ex teniente de alcalde.


Gutiérrez señaló, además, que «se demuestra que todo esto ha obedecido a las reclamaciones policiales por el conflicto salarial» y se mostró especialmente contenta porque «ya antes de que los jueces me hayan dado la razón recibí el respaldo de los vecinos y mis compañeros de partido, familiares y del alcalde de Carreño, y eso es lo que más me ha satisfecho». En la misma línea se manifiesta precisamente el regidor de Carreño, Ángel Riego, para quien la sentencia «viene a confirmar lo que ya sabíamos, que Áurea es inocente», mientras desde la Agrupación Socialista de Carreño su secretario general, Juan José Fernández, resalta que «la honradez y credibilidad de Áurea han estado siempre fuera de toda duda».


Por los sucesos acaecidos entre junio y octubre de 2009, que supusieron la paralización de 1.496 sanciones de tráfico en el despacho de Gutiérrez, de las cuales sólo dos terceras partes fueron tramitadas finalmente, el fiscal había pedido que se le impusiera a la ex edil socialista la pena de seis a ocho años de inhabilitación de cualquier cargo público, por un delito de prevaricación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído