01 de mayo de 2012
01.05.2012
Siero, Noreña y Llanera

Los comerciantes de Siero y Noreña piden más presencia policial tras la oleada de robos

Alfonso Pascual, presidente del sector en la Villa Condal, alerta del atosigamiento que sufren sus negocios

29.02.2012 | 01:00
Los comerciantes de Siero y Noreña piden más presencia policial tras la oleada de robos

Pola de Siero / Noreña,


Franco TORRE


Los comerciantes de Pola de Siero y Noreña reclaman más presencia policial en la zona tras la última oleada de robos y atracos que están experimentando ambas localidades. En apenas dos semanas, estos núcleos, tradicionalmente muy tranquilos y con reducidos índices de criminalidad, han sufrido varios asaltos a comercios, ante la impotencia de los propietarios.


El último robo a un comercio del que se tiene noticia se produjo en la perfumería Cleopatra de Noreña, que sufrió un asalto en la madrugada del sábado al domingo. El ladrón o ladrones se introdujeron en el local por medio de un butrón practicado en un portal anexo, y pese a la intervención de los vecinos, que llamaron de inmediato a la Guardia Civil, la propiedad sufrió varias pérdidas y numerosos daños. «Aquí nos han robado cuatro veces en cinco años, y eso que tenemos alarma y estamos cerca del cuartel de la Guardia Civil», lamenta el propietario, José Manuel Rodríguez, que tiene otros dos locales en Lugones, donde no ha padecido robos.


Para el presidente de la Asociación de Comerciantes de Noreña, Alfonso Pascual, la solución pasa por una acción policial que incluya más patrullas: «Hace falta una mayor vigilancia en las calles porque nos están azafranando». De hecho, el comerciante pone como ejemplo la intensificación de estas labores hace un par de años, cuando la localidad sufrió otra oleada de robos.


En Pola de Siero, la situación es similar. Al atraco de un estanco le sucedieron el asalto a un garaje comunitario y a un bar, este último, al igual que en el caso de la perfumería noreñense, a través de un butrón practicado desde un local anexo. Ya en noviembre, la Pola sufrió una oleada de robos, entre ellos los protagonizados por el llamado «ladrón de la bicicleta», que fue detenido en una tienda de marcos y molduras de la plaza Manuel Llaneza.


«Yo tuve suerte entre comillas, porque una vecina lo vio, avisó a la Policía Nacional y se plantaron aquí en seguida», explica Sandra Díaz, propietaria de la tienda, que no considera que la localización de su negocio lo haga más proclive a los robos: «Actúan por toda la Pola, el que me robó a mí lo había hecho también en las calles peatonales del centro».


Desde la Asociación Comercio Local Siero, por su parte, insisten en la necesidad de que haya más presencia policial en las calles. «Si pasas por las peatonales a las ocho de la tarde, no hay nadie, y de dos a cuatro tampoco», señalan desde la asociación, aunque también tienen un cierto pesimismo: «Somos conscientes de que si quieren hacértela, te la hacen».

«En cinco años aquí me han robado cuatro veces, y eso que tengo alarma y estoy cerca del cuartel»


<José Manuel Rodríguez
>

Comerciante de Noreña

«Actúan por toda la Pola: el que me robó a mí también lo hizo en un comercio del centro»


<Sandra Díaz
>

Comerciante de Pola de Siero

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine