05 de mayo de 2012
05.05.2012
Siero, Noreña y Llanera

La construcción repunta en Siero, con 114 nuevos pisos en 2011 por los 7 de 2010

Los ingresos municipales por licencias de obras y aperturas se situaron el año pasado en 1,2 millones, la cifra más baja de lo que va de siglo

05.03.2012 | 01:00

Pola de Siero,


Manuel NOVAL MORO


La construcción de pisos experimentó en Siero en 2011 un importante repunte respecto a 2010, al registrar 86 nuevas viviendas en Lugones y 28 en Pola de Siero, según se desprende de la memoria de Urbanismo del Ayuntamiento. Estos datos mejoran ostensiblemente los del año anterior, que había sido el peor registrado en las últimas décadas, con tan sólo siete pisos construidos en Pola de Siero.


No obstante, las cifras están muy lejos de suponer una verdadera recuperación para el sector, porque en los años que siguieron a la crisis la caída ha sido muy acusada. Es significativo que Siero registrara en 2007 894 nuevos pisos, y que al año siguiente, con la crisis en marcha, la cifra cayera hasta las 253 viviendas. En 2009, la construcción seguía descendiendo vertiginosamente hasta llegar a las 102 viviendas y pareció tocar fondo con las siete de 2010.


En cuanto a la construcción de viviendas unifamiliares, sigue en descenso. El año pasado se registraron 44 viviendas de este tipo, mientras que el año anterior se habían construido 77. Un dato muy significativo respecto a este tipo de viviendas está en el parón que ha experimentado La Fresneda. La urbanización ha sido en los últimos años el principal sustento de las casas unifamiliares de Siero. Se llegaron a construir 137 en 2006 y 57 en 2007. Desde entonces, el declive ha sido evidente: 9 viviendas en 2008, 2 en 2009, ninguna en 2010 y únicamente una en 2011.


Todas las parroquias fueron a menos el año pasado, con la única excepción de Argüelles, que pasó de una vivienda a cinco. La que más registró fue Anes, con seis viviendas, pero el año anterior había construido nueve; Viella bajó de siete a cinco, y Valdesoto, que en 2010 fue la que más construyó, once viviendas, no levantó ninguna en 2011.


Por otra parte, la construcción de naves industriales aumentó ligeramente, pasando de 18 en 2010 a 23 en 2011, y la parroquia de Granda copó la mayoría de las nuevas edificaciones: 19, por tan sólo una en Meres, Viella, La Carrera y Bobes. Otro dato que refleja que la economía no está en su mejor momento es el de la reforma o ampliación de naves. La cifra cayó de 36 a 29 reformas, y en este apartado también ha sido la parroquia de Granda la más dinámica. Registró 12 reformas, por 5 de Meres y Viella, 3 de Lugones y una de Anes, Hevia y Pola de Siero.


En cuanto a la adecuación de los locales de negocio, Lugones acaparó la mayoría de las licencias, 25, gracias a las 15 que fueron para negocios del centro comercial Parque Principado. Pola de Siero registró 13, El Berrón cuatro y La Fresneda tres. El total de reformas en el municipio bajó de 68 a 48 en un año.


Por último, la reducción de la actividad económica se ve especialmente reflejada en la progresiva disminución de los ingresos municipales por licencias de obras y de aperturas. El año pasado la cifra siguió descendiendo hasta situarse en la cota más baja de lo que va de siglo: 1,2 millones de euros. Desde 2003 hasta la llegada de la crisis, los ingresos no habían bajado de los tres millones de euros. En 2010 la cifra se quedaba en la mitad, y el año pasado siguió a la baja.


Las licencias de la construcción están entre las principales fuentes de ingresos del municipio, y el parón del sector constituye un freno a la capacidad del Ayuntamiento que habrá de tenerse en cuenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine