10 de mayo de 2012
10.05.2012
Carreño

Una empresa local se hace con el contrato de la carpintería del Museo de la Conserva

La constructora Dragados cumple con el calendario de obras y prevé concluir los trabajos el próximo mes de junio

10.05.2012 | 02:00
La cubierta interior de la fábrica de conservas Ortiz, en obras, ayer, en Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La empresa encargada de la obra de construcción del Museo de la Conserva y la Pesca de Candás, Dragados, ha contratado a una empresa carreñense, Pepe Casao, para la realización de todos sus trabajos de carpintería. Se trata de una subcontratación a cargo de Dragados que permite a la empresa local la consecución de un importante contrato del que no han trascendido las cifras. La medida fue dada a conocer ayer al promotor de la obra por el Ayuntamiento de Carreño.


«Todos los trabajos de carpintería de la obra correrán a cargo de Pepe Casao, lo que incluye la realización de escaleras, ventanas y otros elementos de madera que necesita el inmueble», explicó la concejala de Urbanismo del Ayuntamiento carreñense, Cecilia Tascón. «La empresa local está ya en estos momentos trabajando para el futuro museo», añadió.


La edil mantuvo en el día de ayer una reunión con Dragados, la dirección de obra y los técnicos municipales para conocer el estado de las obras de reforma de la vieja fábrica de conservas Ortiz, en la plaza del Paseín de Candás, y su transformación para dar cabida al futuro museo de la pesca y la conserva regional. «Las obras marchan bien, y todo parece indicar que acabarán en plazo, el próximo mes de junio», señaló Tascón al finalizar la reunión con la empresa. Dentro de unas semanas se prevé un nuevo encuentro entre las partes, ya con los trabajos en su fase final.


Las obras se centran en la actualidad en la cubierta del edificio y en la conclusión de la fachada que sufrió el derrumbamiento en enero de 2011. Es esta parte, no obstante, la que será rematada en última instancia, según las previsiones. Esta zona, que se orienta a una calleja entre la plaza del Paseín y la calle Pedro Herrero, será culminada, además, con una zona de acceso al inmueble.


Para su futuro uso, el Museo de la Pesca y la Conserva contará con casi 1.000 metros cuadrados de superficie hábil, una vez finalicen los trabajos de Dragados. Exteriormente se mantendrán los valores estéticos de la fachada principal, y en su interior albergará todo tipo de documentación y recursos materiales propiedad del Ayuntamiento, los cuales fueron inventariados por un equipo de la Universidad de Oviedo.


Está previsto que los trabajos finalicen el próximo mes de junio, después de que el pasado mes de enero el Ayuntamiento de Carreño firmase con la empresa Dragados un contrato por valor de 783.520 euros, lo que supuso un 39 por ciento de rebaja con respecto al precio de licitación. Es la segunda ocasión en que la obra sale a contratación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook