16 de mayo de 2012
16.05.2012
La Nueva España
Carreño

El Principado estudia volver a cobrar por aparcar en la Ciudad de Vacaciones de Perlora

La seguridad del recinto se ha incrementado mediante el cierre al paso de vehículos durante la noche

16.05.2012 | 02:00

Perlora, B. FERNÁNDEZ


La Dirección General de Patrimonio del Principado de Asturias estudia volver a cobrar por dejar entrar a los vehículos en la Ciudad de Vacaciones de Perlora. La medida, que ya se puso en práctica durante la etapa en la que el recinto estaba en funcionamiento, persigue conseguir un mejor cuidado de las instalaciones. Además, se plantea que el dinero que se recaude se reinvierta en la mejora y el mantenimiento del complejo turístico.


La medida ha sido dada a conocer tras la visita de la directora general de Patrimonio, Belén García, al recinto turístico, clausurado para su privatización en 2006 y que, a causa de la crisis, ha quedado sin uso. En esa visita, tanto los representantes vecinales como los de algunos partidos políticos pudieron transmitir a los responsables regionales la necesidad de mejorar las condiciones de higiene y limpieza del complejo, dada la proximidad de las fechas estivales.


«En estos momentos se estudia la posibilidad de que se pague por estacionar el coche en la Ciudad de Vacaciones de Perlora y que el dinero se reinvierta en el complejo», aclaró la diputada de Foro Asturias, Carmen Fernández. La carreñense no precisó la cantidad exacta que tendrán que pagar los visitantes a la residencia en caso de que, finalmente, se aplique el pago por entrada, pero sí señaló que no será alto, en ningún caso, sino simbólico. Hasta el año 2006, cuando se dejó de explotar el recinto con fines turísticos, se cobraba un peaje de dos euros por acceder al mismo.


Desde el 20 de noviembre de ese año, y ante la clausura de la residencia, las barreras de la entrada se levantaron para no volver a ser bajadas. Hasta hace unos días, cuando, por motivos de seguridad, volvieron a ser colocadas sobre la vía durante las noches. «La barrera se está bajando durante las noches como una medida disuasoria, que la gente vea que hay un servicio de vigilancia», declaró Fernández. Y es que la Ciudad ha sido objeto, en los últimos meses, de algún robo en las edificaciones que contiene.


Además, ya se están llevando a cabo las labores de limpieza para poner al día el recinto de cara a la temporada de baños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook