19 de mayo de 2012
19.05.2012
La Nueva España

Foro de Gozón rechaza la disolución de la Mancomunidad que plantea el PP

El portavoz forista afirma que el ente necesita una reestructuración, pero no apoya los despidos

19.05.2012 | 02:00

Luanco, Illán GARCÍA


Foro Asturias de Gozón frenó ayer la intención del gobierno gozoniego de impulsar la disolución de la Mancomunidad del Cabo Peñas. El portavoz forista, Carlos Badallo, reconoce que «es necesario que el ente se reestructure, que no funcione como un tercer ayuntamiento, que los servicios se ajusten a los gastos que puede afrontar cada municipio», pero advierte que entre los planes de su grupo no figura la disolución. Los votos de Foro se antojaban imprescindibles para proceder a terminar con la mancomunidad, teniendo en cuenta que tanto PSOE como IU ya han mostrado su rechazo a esta medida.


La cita de ayer de los portavoces municipales fue breve. Fernández se centró en explicar su propuesta. «Como le dije al alcalde de Carreño y a los trabajadores, antes del 31 de mayo se buscará una solución a la Mancomunidad y siempre teniendo en cuenta el diálogo», precisó el regidor gozoniego. La disolución del ente terminaría con los puestos de trabajo, algo que tampoco parece contar con el visto bueno de Foro: «Nuestro grupo tampoco ve bien que se despida a los trabajadores», aseguró Badallo.


Por su parte, la portavoz de IU, Pilar Suárez, considera que el Ayuntamiento de Gozón ha de seguir potenciando el órgano comarcal y mancomunar más servicios con el fin de que salgan más económicos para ambos concejos. «El problema es que el PP nunca creyó en la Mancomunidad del Cabo Peñas, de ahí que aún deba dinero», señaló la portavoz de la coalición, que pidió al regidor gozoniego que a la hora de presentar su propuesta al resto de grupos municipales realice una memoria en la que indique pormenorizadamente sus planes de disolución.


La intención del PP es disolver la Mancomunidad, aunque desea mantener ciertos servicios como es el caso de la medicina deportiva y la piscina de Antromero, uno de los símbolos de un órgano comarcal que se fundó en los años noventa.


La crisis del organismo se debe a la deuda que mantiene desde hace meses el Ayuntamiento de Gozón. Carreño se ha mostrado dispuesto a asumir todos los servicios, algo que ha sido respaldado por una encuesta realizada entre sus asociaciones por el colectivo vecinal de Candás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído