13 de junio de 2012
13.06.2012

La mujer del año reivindica sus raíces

Josefina Fernández Fernández, directora del grupo de teatro «Xana», recibe el reconocimiento del concejo con un elogio a la cultura rural

14.04.2012 | 02:00
Josefina Fernández, cuarta por la izquierda, flanqueada, a la izquierda, por el alcalde, Ángel Riego, y, a la derecha, por la directora de Políticas Sociales del Principado, Patricia Arce, y la diputada de Foro Carmen Fernández, junto con familiares, ayer en el teatro Prendes. | braulio fernández

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


«Soy una mujer de raíces», asegura Josefina Fernández Fernández, directora del grupo de teatro «Xana», de Perlora, que ayer fue distinguida como la undécima «mujer del año» en Carreño. Un premio que entregan las mujeres del concejo y que agasaja alternativamente a una fémina del medio rural y a otra de la villa de Candás. El de Josefina Fernández es el premio al trabajo altruista, en beneficio de la cultura de un pueblo y de un medio rural, el carreñense, al que asegura adorar y en el que ha pasado sus 63 años de vida, a pesar de que su profesión de empleada de banca la llevó por varios sitios de la geografía española.


El Teatro Prendes se llenó ayer para rendir homenaje a las mujeres y en especial a Josefina Fernández, por toda la labor realizada al frente del grupo cultural «Xana» de Perlora. Fernández rememoró sus comienzos en el grupo y cómo surgió el teatro entre las actividades culturales que se realizaban a finales de los años setenta. «La primera vez se organizó una actividad de teatro y se cantaron unas habaneras con Pipo Prendes», refiere la galardonada; «unos años después ya todos los que estábamos en la asociación empezamos a inclinarnos por el teatro, para desarrollar una vertiente cultural y no quedarnos en una asociación vecinal».


Lo demás es la historia de la compañía de teatro costumbrista más afamada de Carreño, que, a su vez, es la capital asturiana de la escena amateur. «Preparamos una obra, gustó y empezamos a hacer una obra tras otra, cada vez más grande, y así hasta hoy», señala Fernández en referencia a un colectivo cultural que, a su juicio, «ocupó un espacio importante en un tiempo en el que no había nada».


La labor cultural de «Xana» incluso ha traspasado fronteras. «Hemos estado en Suiza, con "La herencia de Telva", de Pepe Casín, y en Holanda, Francia, Israel, Taiwán y México», en estos casos llevando no solo el teatro, sino también baile tradicional y gaitas. «Realmente lleva mucho tiempo y esfuerzo, y lo llevas a cabo por la satisfacción de lo que se hizo, de lo que queda ahí», dice. De hecho, una de las mayores satisfacciones es «ver gente adulta, casada, hoy en día, y que se acuerda de los tiempos en que formaban parte del grupo, incluso de niños, y no se les olvida. Se esfuerzan en inculcar una cultura tan rica como la nuestra a sus hijos, para que no se pierda».


No quiere pasar por alto a la persona que más le ha influido: "Braulio Suárez, fundador del grupo, y que me adentró en estas bellas historias». Historias que Josefina Fernández compartió ayer con todos los carreñenses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook