18 de julio de 2012
18.07.2012

Los parques y jardines del concejo, descuidados por la falta de personal

Los sindicatos denuncian que hay 11 vacantes sin cubrir en el servicio de Obras, que se encarga de la limpieza y otras tareas

18.07.2012 | 02:00
Jardín del barrio La Cruz de Candás.

Candás, B. FERNÁNDEZ


Las secciones sindicales de CC.OO, UGT y SIPLA con representación en el Ayuntamiento de Carreño han asegurado «compartir la preocupación pública de todos los ciudadanos en relación con el deficiente estado que presentan los espacios públicos del concejo y, muy especialmente, parques y jardines». Estos espacios, que solían tener aisgnado personal contratado mediante subvenciones para su mantenimiento, presentan a día de hoy un aspecto descuidado, como ya denunció hace escasos días el Partido Popular de Carreño.


«Nos posicionamos del lado de los diligentes empleados municipales que pese a su esfuerzo, no logran satisfacer una demanda colectiva que hacen suya», dicen los sindicatos. En su opinión, el descuido de los parques y jardines, que en algunos casos, en Candás, llevan sin ser atendidos desde hace meses, «tiene que ver con una política que no tiene otro objetivo que dilapidar los servicios públicos».


Los sindicatos se quejan del corto número de la plantilla municipal para esas tareas. «Exigimos responsabilidades en una gestión política deficiente que ha conducido a que en una plantilla de 35 trabajadores en activo existan once vacantes sin cubrir, para un departamento que cubre todas las necesidades propias del concejo». El servicio municipal, llamado de Obras, se encarga con ese número de trabajadores del agua y el saneamiento, la limpieza viaria, el alumbrado y la electricidad, albañilería, pintura, jardinería, transporte escolar, mantenimiento de caminos, desbroces, palas y camiones, festejos, mantenimiento de edificios y otros eventos.


Y no solo es preciso contar con más personal. «Es necesario un adecuado mantenimiento de los medios materiales», dicen los sindicatos, que ponen como ejemplo que «cuatro empleados a pie, y con su carro, cubren los barrios de La Matiella o Piñeres, y la parroquia de Perlora, cuando antes lo hacían seis y dos barredoras».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook