04 de septiembre de 2012
04.09.2012
Carreño

Una despedida con solera

La actriz y directora del grupo «Padre Coll», Carmen López, destacó por su madurez e intensidad en el escenario

04.09.2012 | 02:00
Berta Rodríguez e Isabel Garrido, actuando en el Teatro Prendes.

Una mujer incombustible para despedir el XXII Salón de Teatro Costumbrista Asturiano de Candás. Se trata de Carmen López, alma máter del grupo de teatro «Padre Coll» de La Felguera (Langreo), que siempre derrocha energía en el escenario del Prendes con sus propuestas teatrales. En esta ocasión, López decidió arriesgarse con un nuevo estreno en el salón que no dejó indiferente a nadie.


La obra lleva por título «Disgraciáronme la fía» y cuenta cómo se enfrenta una peculiar familia de un pueblo ante el embarazo de una hija soltera. Las discusiones entre los padres de ella y el padre de la criatura, los enfrentamientos generacionales entre las hijas del matrimonio y éste o las preocupaciones por las habladurías de los demás, centran la trama que se llevó el apoyo del público a través de risas y aplausos. La escenografía destacó positivamente, con elementos muy elaborados y cuidados que representaron a la perfección la antojana de una casa rural.


Como siempre, en las representaciones de la compañía «Padre Coll», Carmen López destacó por su madurez e intensidad en el escenario. Una solidez que adquiere consistencia en cada obra que representa la actriz langreana. Desde su creación, el grupo ha estado dirigido por Carmen López, que escribe todas las obras del grupo «Padre Coll», además de sainetes. Si bien es cierto que realizó algunos cursos de interpretación y proyección de voz, la formación de Carmen López es autodidacta pero demuestra en cada espectáculo que el talento interpretativo es innato, aunque se distinguen un trabajo y trayectoria que la mantienen con fuerza. Todas estas facetas las ha ido cultivando paralelas a su trabajo como profesora de Primaria en el Colegio Beata Imelda de La Felguera.


Precisamente con motivo de la convivencia que cada fin de curso celebraban en el colegio, Carmen López propuso a los padres preparar un pequeño sainete para interpretarlo para sus hijos. La experiencia resultó «tan grata, tan novedosa y divertida», que todos estuvieron de acuerdo en que aquello debía tener continuidad. Aquel primer sainete, corregido y aumentado, se convirtió en la primera obra que el grupo «Padre Coll», ensayó y representó con notable éxito en diversos escenarios. Se titulaba «Cumpleaños feliz». Ahí comenzó su trayectoria. También destacaron los trabajos interpretativos de Juanjo Navarrete y Fernando Valle.


La obra del grupo «Padre Coll» puso fin a las doce actuaciones del XXII Salón de Teatro Costumbrista , que patrocina LA NUEVA ESPAÑA. Alain Fernández salió al escenario para clausurar el evento, que no hace más que potenciar y dinamizar este género. Algo que, como dice el director del teatro Prendes, ayuda a mejorar la cultura de nuestra comunidad.


Doce compañías que ofrecieron lo mejor de su repertorio ante un público cada vez más exigente. Como siempre, pura simbiosis entre Alain y el público, que se volverán a reunirse el viernes, a las ocho de la tarde, en la X Gala de los premios «Aurora». Antes, el jurado se reunirá para decidir y dar a conocer a los nominados en las distintas categorías. Los ganadores se llevarán una estatuilla que representa a Aurora Sánchez, la gran dama del teatro asturiano, además de un diploma acreditativo. La gala, escrita, dirigida y presentada por el propio Alain, lleva por título «Galablanca», una ceremonia «llena de humor y diversión al mejor estilo de otra gala de EE UU que lleva el nombre de un paisano».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído