22 de septiembre de 2012
22.09.2012
La Nueva España

Las pagas extra de los empleados municipales son una compensación, dicen los sindicatos

El PP responsabiliza al servicio de Intervención de las deficiencias del informe de Sindicatura

22.09.2012 | 02:00
Las pagas extra de los empleados municipales son una compensación, dicen los sindicatos

Candás,


B. FERNÁNDEZ


Los sindicatos que representan a los trabajadores municipales de Carreño mostraron ayer su malestar ante la posibilidad de que se eliminen las dos pagas extraordinarias, la del «Cristo» y la de «Vacaciones», que reciben en la actualidad y de las que se podrían ver privados si se llevan a efecto las prescripciones de la Sindicatura de Cuentas del Principado de Asturias, que las considera ilegales. Los representantes de los trabajadores aclararon que ambas pagas se crearon «como una compensación para los trabajadores por la pérdida de poder adquisitivo», fruto de una negociación con la empresa.


Este es el caso de la paga de «vacaciones», que retribuye a los trabajadores por una rebaja salarial sufrida a finales de los noventa. Con respecto a la paga del «Cristo», los sindicatos la consideran un logro «histórico», pues proviene de la época preconstitucional. Su cuantía no pasa de los 300 euros para cada trabajador en ningún caso. «Ya hemos perdido una paga extraordinaria, no podemos perder más», se lamentaban ayer los sindicatos del Ayuntamiento.


Por el momento, el gobierno ha anunciado su intención de intentar «buscar una base legal» para recolocar las cantidades que ahora se perciben mediante esta gratificación.


Por otra parte, las explicaciones ofrecidas por el Partido Socialista respecto del informe de la Sindicatura de Cuentas no han convencido al Partido Popular, que ayer se mostró muy crítico con la lectura que se ha hecho del documento. Cargan especialmente contra el servicio de Intervención municipal, al que responsabilizan de parte de las irregularidades detectadas. «Es injustificable la actitud de la interventora, que cobra 75.000 euros al año, tanto como el presidente del gobierno de España, y resulta que, según dice ahora Sindicatura, no ha fiscalizado ni las subvenciones, ni los contratos administrativos, ni los pagos al personal», señaló el portavoz del PP, José Ramón Fernández.


«Ni la interventora ni el secretario municipal han explicado por qué no se advirtieron las ilegalidades reseñadas por Sindicatura con anterioridad», añadió el concejal popular, quien concluyó que «la Sindicatura de Cuentas ha puesto de relieve el uso abusivo de las subvenciones extraordinarias».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook