26 de octubre de 2012
26.10.2012
La Nueva España

Los empresarios tienen una semana para reclamar a HC compensaciones por el vertido

Los hosteleros denuncian pérdidas de hasta el 30% de los ingresos

26.10.2012 | 02:00
Un cartel advierte de las restricciones pesqueras mientras los operarios limpian la playa de Candás en los días posteriores al vertido.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


Los comerciantes y hosteleros de Carreño disponen de una semana para evaluar las pérdidas sufridas por lucro cesante, como consecuencia del vertido de combustible de HC Energía a las playas el pasado verano. Según desvelaron fuentes de la Asociación de Hostelería de Carreño, las pérdidas alcanzan hasta un 30%, una cifra inferior a la prevista inicialmente. «Los últimos días de junio y julio fueron terribles, se perdió mucho dinero, pero el mes de agosto vino con el mejor tiempo en años y se mantuvieron cifras similares a 2011», señalan desde el colectivo.


Y éste es precisamente otro de los puntos de conflicto, porque el cálculo de pérdidas se está realizando basándose en el año 2011. Algo que no es justo, en opinión de los empresarios. «El año 2011 fue para el ámbito de la restauración el peor en una década, por lo que comparar los datos de este verano con aquellos no nos sirve de mucho», explican. La mala meteorología hizo de 2011 un verano nefasto, y ahora se pretende que comparen los datos de esta temporada estival con aquellos. «Si los comparamos con los de los nueve años anteriores, las pérdidas serían mucho mayores», aseguran los hosteleros.


Los empresarios se afanan estos días en la recopilación de documentación referente a las ventas del verano de 2012, para reclamar daños a HC Energía a través de la Unión de Comerciantes. Esta entidad mantuvo continuadas conversaciones con el Ayuntamiento de Carreño para llevar a cabo la reclamación de daños y perjuicios frente a la empresa responsable del vertido. Según informó la Unión de Comerciantes a los empresarios, «es el momento de aportar los datos de las pérdidas económicas del conjunto del comercio».


A través de una plantilla, todos los empresarios darán a conocer a la entidad «los datos de ventas de los últimos días de junio, julio y agosto completos». Se señala que «toda la reclamación de datos y perjuicios debe estar suficientemente documentada, aportando tiques de caja, facturas, anotaciones de libros de venta y declaraciones fiscales».


Los datos que ayer arrojó la Oficina de Turismo de Candás, con un descenso de los visitantes del 30%, no han cogido por sorpresa a los empresarios. «Esperábamos una caída así del turismo, porque nosotros la veíamos día a día en nuestros negocios», explican desde el colectivo. «El descenso fue muy acusado en julio, y en agosto, con el buen tiempo, remontó», añaden. No obstante, señalan que «en las pérdidas del verano, de turistas, y también de capacidad de negocio, hay un culpable, que es HC Energía, y que por el momento no ha cumplido absolutamente con nadie».


HC Energía trató durante el pasado verano de incentivar la actividad económica en la zona, proponiendo una serie de actividades y eventos que, finalmente, no se llegaron a materializar por el inicio de las reclamaciones de los empresarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook