30 de octubre de 2012
30.10.2012
Carreño

El centro de coordinación del tráfico marítimo sigue en pie, dice el Alcalde

El Ayuntamiento prepara la cesión del edificio del Náutico, que ya había negociado con el Gobierno de Cascos

30.10.2012 | 01:00

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


Carreño cederá el edificio Náutico Amando Prendes, situado en el muelle de Candás, al Principado de Asturias para su conversión en un centro regional de coordinación del tráfico marítimo de embarcaciones deportivas. Este servicio, inexistente en la actualidad, se desarrollaría desde la capital de Carreño para toda la región. Para ello, el anterior gobierno regional de Álvarez Cascos se dirigió al Ayuntamiento de Carreño para pedir la cesión del edificio, recientemente rehabilitado y sin uso, pero el proyecto quedó cancelado con el cambio de gobierno.


«Quedó paralizado por las elecciones, sí, pero con la formación del nuevo gobierno regional hemos retomado las negociaciones con el Principado para llevar a cabo el proyecto», aseguró el Alcalde de Carreño, Ángel Riego. «Ahora se va a trabajar en la cesión del edificio al Principado, tanto por parte de los servicios jurídicos regionales como los municipales, con la misma idea que había antes, que era convertirlo en un centro de coordinación del tráfico de embarcaciones deportivas», añadió el regidor carreñense.


El gobierno de Carreño no ha dudado en recuperar el proyecto planteado por el anterior gobierno regional, ya que «será muy importante para nosotros, no solo por poder dar uso a una instalación que ahora mismo no lo tiene, sino también por la posibilidad de dar una proyección de la imagen de Candás, al menos en el ámbito deportivo», señaló Riego.


Y es que hasta ahora, más de un año después de la reforma del edificio Náutico, no se había encontrado uso para la instalación, otrora destinada a las actividades del Club Náutico Carreño que le dieron nombre. Su estado ruinoso recomendó su reforma. La rehabilitación del edificio Náutico, ahora llamado Amando Prendes, fue financiada con cargo a los fondos estatales para el empleo y la sostenibilidad local, por un precio de 558.735 euros, aunque posteriormente necesitó de una obra complementaria para estabilizar el talud posterior, por valor de 88.000 euros.


Este edificio, que tendría carácter regional, serviría para «para crear una zona de acogida para las embarcaciones de paso por el puerto, para las que ya existen pantalanes habilitados», según la Dirección General de Puertos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído