21 de noviembre de 2012
21.11.2012
La Nueva España

El municipio pide que la capilla de San Antonio sea de interés cultural

La declaración permitiría acceder a una subvención para reconstruir el templo

21.11.2012 | 01:00
La capilla de San Antonio de Candás, durante la fase de desmontaje, el pasado año.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


El Ayuntamiento de Carreño ha solicitado al Principado de Asturias que declare la capilla de San Antonio Bien de Interés Cultural (BIC). Amparándose en la ley de Patrimonio Cultural, el consistorio ha pedido a la Consejería de Cultura que considere «el valor de los vestigios materiales e inmateriales de la capilla, así como sus singulares características artísticas, históricas, arquitectónicas y de emplazamiento».


Todo ello parte del interés del municipio por que se restaure cuanto antes la ermita a una ubicación cercana a la original, después de que el pasado año tuviese que ser desmontada, pieza a pieza, ante el elevado riesgo de derrumbe por los desprendimientos en el cabo de San Antonio donde se encontraba.


«Buscando vías de financiación para realizar su montaje ya se ha solicitado al Ministerio que valore las posibilidades de acometer dicho montaje con cargo a las inversiones del uno por ciento cultural de la ley de Patrimonio Histórico Español, y a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, para que valore ejecutar la reconstrucción con cargo a las inversiones del uno por ciento cultural de la ley de Patrimonio Cultural de Asturias», señaló la vicealcaldesa y portavoz del gobierno, Amelia Fernández.


El Ayuntamiento señala en su petición al Principado que «ante los sucesivos derrumbamientos del acantilado sobre el que se encontraba la ermita, y con objeto de preservar el patrimonio histórico, nos vimos obligados, en 2011, a proceder a su desmontaje piedra a piedra, conservando todos y cada uno de sus elementos integrantes, con el fin de permitir su reconstrucción en un futuro».


El gobierno municipal considera que el actual estado «deconstruido» de la ermita favorece su análisis y posterior declaración como Bien de Interés Cultural. «Esta medida permite analizar ahora las características culturales, artísticas y arquitectónicas del templo, y así determinar su protección», aseguró la edil socialista, Amelia Fernández.


La petición de esta declaración para la capilla de San Antonio con el fin de que permita su reconstrucción a cargo de las subvenciones regional o estatal del uno por ciento cultural partió la pasada semana del Partido Popular, tal como destacó ayer el portavoz de la formación en Carreño, José Ramón Fernández. «No solo solicitamos mediante una moción que se pida la declaración para la capilla, sino que también instamos al gobierno a que recopile toda la documentación acreditativa de la historia y los caracteres del monumento», dijo Fernández. Además, el edil popular detalló que la petición formulada es para que el templo renacentista obtenga la categoría de monumento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído