07 de diciembre de 2012
07.12.2012
Carreño / El Museo de la Conserva, un proyecto histórico bloqueado por la crisis

La oposición apoya el uso de Ortiz para ferias y duda de que el Antón y el Prendes sean viables

El PP cree que debe llevarse el teatro a la antigua conservera y UICA pide revisar la política de los patronatos municipales

07.12.2012 | 01:00
La oposición apoya el uso de Ortiz para ferias y duda de que el Antón y el Prendes sean viables

La feria de la artesanía abre sus puertas en Ortiz

Candás,

Braulio FERNÁNDEZ

Los partidos de la oposición en Carreño aseguraron ayer que ven con buenos ojos el nuevo rumbo que toma la vieja fábrica de conservas Ortiz, inicialmente destinada a albergar el Museo de la pesca y la conserva de Asturias, pero que, a causa de la crisis, se planifica ahora como un recinto ferial. Todos advierten de que la imposibilidad de llevar adelante el proyecto museístico se debe, no al coste de las obras, sino a las dificultades de mantener abierto otro equipamiento cultural de gran calado, a sumar al Teatro Prendes y al Museo Antón.

«El PP de Carreño siempre ha dicho que hacer otro museo en Candás es un proyecto ruinoso e inviable», señala el portavoz de la principal fuerza política de la oposición, José Ramón Fernández. «El problema mayor no es lo que puede costar terminar el museo. Lo más grave es lo que puede costar su mantenimiento y la repercusión que ello implica en relación con el abultado gasto municipal», asegura.

«Es positivo que el gobierno del PSOE empiece a rectificar y ya hable del proyecto del museo como algo irrealizable, pero desaprobamos sus formas», se queja Fernández. «Este uso ferial no ha sido debatido ni se nos ha informado del mismo en el Ayuntamiento», lamenta el edil.

Es la misma queja que plantea Susana Corredor, portavoz de Foro Asturias. «El equipo de gobierno nunca informó de que en Ortiz se iba a realizar feria alguna, que es una medida que nos parece bien, pero que, como es costumbre en ellos, no han compartido con el resto de grupos», protesta. Eso sí, la explotación ferial de la fábrica no es desdeñable.

«Dada la situación económica en que nos encontramos, consideramos todo ahorro para las arcas muncipales un adelanto, y utilizar Ortiz para estas ferias, como la de la artesanía o la de empresa y mujer, ahorra dinero en carpas», añade Corredor.

Donde difieren PP y Foro es en la idea de abandonar del todo el proyecto del museo. Para los populares, «el fin del edificio ha de ser la de albergar las actividades actualmente desarrolladas por el Teatro Prendes, de tal manera que se mantengan los servicios públicos actualmente prestados y no se aumente el número de equipamientos sostenidos con fondos municipales», explica José Ramón Fernández. A su vez, Corredor apuesta por «no olvidar el proyecto museístico y retomarlo cuando capée la ciris». Es también la opinión de la Unión Independiente de Carreño (UICA), cuyo portavoz, Ramón Artime, asegura que «no es incompatible utilizar temporalmente el edificio para otras actividades, sin perder de vista el objetivo principal».

Eso sí, Artime advierte de la imposibilidad de mantener abiertos estos equipamientos. «Ortiz no es un caso aparte, también están el Museo Antón y el Teatro Prendes, y eso nos lleva a plantear que se reforme la política de patronatos municipales ante la crisis», puntualiza.

La decimotercera edición de la feria de la artesanía de Candás abrió ayer a mediodía sus puertas en la vieja fábrica de conservas Ortiz, junto a la plaza de El Paseín de Candás. Catorce expositores estarán instalados en su interior hasta el próximo domingo, con productos asturianos de cerámica, talla de madera y gastronomía. En el nuevo recinto ferial de Candás se celebrarán, además, diferentes actividades, muchas de ellas dedicadas a los niños, pero también demostraciones de baile tradicional (en la foto), informa B. FERNÁNDEZ.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook