22 de enero de 2013
22.01.2013
Carreño

El Candás CF, en la encrucijada

El histórico club de fútbol, fundado en 1948, afronta una difícil etapa por la deuda de más de 30.000 euros heredada de la anterior directiva

22.01.2013 | 01:00
Moncho Rodríguez, en el despacho del Candás CF en el polivalente.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


El Candás Club de Fútbol ha lanzado una señal de SOS. La situación financiera de la histórica entidad deportiva, fundada en 1948, es crítica, a causa de las deudas contraídas por la anterior directiva, que han puesto al club al borde del abismo. «La deuda, a día de hoy, supera los 30.000 euros, entre lo que se debe a Hacienda, a los jugadores y el cuerpo técnico y a otras firmas», constata el director deportivo del equipo, Moncho Rodríguez.


La actual directiva, que tomó el relevo de la de Iván Sampedro, a comienzos del pasado verano, se ha encontrado no sólo con problemas financieros, sino también con el revés que ha supuesto la enfermedad de su presidente, Jesús Lobeto. Él se postuló como la persona indicada para devolver al Candás CF a la buena senda, una labor que en los últimos meses ha tenido que delegar en sus directivos, que trabajan «día y noche» para encontrar «nuevos patrocinios e ingresos» para sacar adelante al histórico club.


«Si queremos que el equipo siga en tercera, necesitamos de la afición, del Infierno Candasín (el sector más joven de esa afición), del Ayuntamiento y de los empresarios», proclama Rodríguez. El principal problema que afronta el equipo es la falta de liquidez para pagar a los futbolistas. «El Ayuntamiento ha accedido a adelantarnos la subvención de 2013, con lo que podremos hacer frente a las nóminas de los futbolistas de los últimos meses», explica Rodríguez.


Entre la recaudación de cartelería, patrocinadores y ese adelanto de la ayuda municipal, el club espera recaudar durante el mes de enero entre 18.000 y 20.000 euros, un dinero que aliviará sus cuentas, pero que no solventará la crisis en la que les dejó la anterior directiva.


Sobre ese grupo directivo, capitaneado por Iván Sampedro, Rodríguez reconoció que se pretende «pasar página». Sampedro dejó no solo números rojos, sino también una crisis institucional sin precedentes, por la desaparición de 4.800 euros de un premio de lotería, tras una denuncia de Sampedro que después la Guardia Civil probó falsa. El director deportivo despejó las dudas sobre la posibilidad de que el club denunciase a su anterior presidente: «No se emprenderán medidas legales contra Sampedro, pero hay que aclarar que él no fue el único culpable de la situación económica en que se encuentra el Candás, hubo más culpables», y quizá por ello el Club rehusa denunciar.


Por el contrario, la actual directiva está empeñada en lavar la imagen del club. «El Candás tiene que vender una imagen mucho mejor, y activos tenemos para ello», comenta Rodríguez. Como ejemplo pone a los jugadores y al cuerpo técnico del club, que «son un verdadero ejemplo de profesionalidad, sin cobrar como están, y, sin embargo, comprometidos al máximo».


«Arrimar el hombro», dice, poniendo como ejemplo el trabajo que desde hace algunas semanas realizan integrantes de la comisión de festejos de Antromero, que se están haciendo cargo de la cantina los días de partido. «Antes recaudábamos 100 euros por encuentro, y ahora 300, lo que, unido a la recaudación de la rifa, nos da para pagar al árbitro», señala. De ahí que el apoyo más necesario sea el más cercano: «necesitamos a la hostelería del pueblo, al Ayuntamiento y a los aficionados para que vayan en masa al campo y seguir viendo al Candás en Tercera».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído