26 de febrero de 2013
26.02.2013
La Nueva España
Carreño

La Mata, en el punto de mira

Vecinos y usuarios de las instalaciones deportivas de Candás critican la ubicación elegida para depositar los materiales desechables

26.02.2013 | 00:00
La Mata, en el punto de mira

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


El primer punto limpio de Candás, una instalación reclamada por los vecinos desde hace ya una década, está a punto de materializarse, fruto del acuerdo entre el Ayuntamiento de Carreño y el Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa). Sin embargo, la alegría no es completa para los vecinos, que se muestran sorprendidos a la vez que enfadados por la ubicación elegida para su construcción, justo al lado de las instalaciones deportivas de La Mata y en unos terrenos que marcan el comienzo de la expansión del casco urbano de Candás dibujada en el Plan General aprobado hace ahora un año.


«Estamos en desacuerdo con la ubicación del punto limpio», sentencia el presidente de la Asociación de Vecinos de Candás, Luis Fernández, cuyo colectivo ya presentó una protesta formal hace dos años, cuando el gobierno manifestó su voluntad de ceder los terrenos que ahora ocupa un campo de hierba de entrenamiento para el futuro reciclado de basuras. «Esta instalación, que es muy deseada, va a cortar de raíz el desarrollo de las instalaciones deportivas, no ya por su propia construcción, sino por el tráfico de camiones que va a generar», explica Fernández. Y es que el punto limpio no sólo supondrá la destrucción de un campo de fútbol, sino que compartirá pared con el campo de La Mata y cerrará un paso hacia otro campo más, el sintético.


Según los temores de Alejandro Muñiz, un usuario del polideportivo Vicente López Carril, también en el área donde se levantará el punto limpio, «acudirán vehículos particulares, furgonetas, camiones privados, camiones de Cogersa o portacontenedores», lo que es «incompatible» con la actividad allí desarrollada. Pero no sólo eso. El punto limpio también supondrá, a más largo plazo, un agujero negro en el casco urbano de Candás. «Al final quedará un punto limpio en el centro de la villa, ya que el desarrollo urbano del pueblo se ha fijado hacia El Regueral en el futuro», señala Fernández. Eso supone que en una década «la instalación podría verse rodeada ya no por unas pistas deportivas, sino por jardines, parques infantiles y pisos residenciales».


Es por todo ello que numerosos vecinos han canalizado sus quejas a través de la asociación y piden que «se revierta» la decisión de construir en La Mata el punto de Cogersa. Y plantean alternativas: «Tenemos suficientes polígonos industriales en Carreño, y un punto limpio es un lugar al que, por el tipo de residuos que se depositan, vas en un vehículo, lo que desmonta la teoría municipal de querer hacerlo en un sitio cercano para el pueblo». Dicen desde el colectivo vecinal que se está a tiempo de evitar futuros problemas cuando Candás crezca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído