17 de marzo de 2013
17.03.2013

La fiesta religiosa local se renueva este año por dentro y por fuera

La Cofradía del Rosario reaparece y se estrenarán andas nuevas y la urna del Cristo yacente para el Viernes Santo

17.03.2013 | 00:00
La nueva urna del Cristo yacente que se verá el Viernes Santo.

Candás, Mónica G. SALAS


La Semana Santa candasina se renueva este año tanto por dentro como por fuera. Una nueva cofradía, refundada por un grupo de mujeres, velará a la Virgen del Rosario, patrona de los marineros, en la noche de sábado de Santo, recuperando así una tradición que se estaba apagando.


Pero ésta no será la única novedad de las celebraciones religiosas en Candás. La Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores estrenará este año andas nuevas y urna del Cristo yacente para la procesión del Viernes Santo. «Son completamente diferentes a las anteriores. La urna es más vistosa, tiene más detalles y también pesa más. Por ello este año, en vez de llevarla cuatros personas, la portarán ocho», explica Pablo Solís, hermano mayor de la Cofradía, quien afirma que, como novedad, la urna llevará un manto de flores. Por otro lado, las andas de la procesión de Jesús de Nazareno, del Jueves Santo, también han sido reformadas y en ellas se incorporarán flores y faldones.


Todos estos cambios se harán visibles en una Semana Santa que este año se extenderá a lo largo de nueve días y que comenzará el próximo sábado, día 23, con el pregón a cargo del sacerdote candasín Joaquín Manuel Serrano Vila, actual párroco de la iglesia de San Félix de Lugones. «Significa mucho para mí y agradezco profundamente que hayan pensado en mí. Ser pregonero es algo muy emotivo, ya que crecí en torno a estos actos tan entrañables», declara Serrano. Antes del pregón, el párroco de Candás, José Manuel García, oficiará en la iglesia de la villa una misa a las siete y media de la tarde, que contará con la intervención del ochote «Mateo Bullón».


Al día siguiente es Domingo de Ramos, con la bendición, la procesión y la santa misa, desde las diez y media de la mañana. Los actos religiosos se reanudarán ya el martes con la celebración de la penitencia y el vía crucis. El Jueves Santo tendrá lugar la procesión de Jesús Nazareno y el Viernes el vía crucis, a las siete de la mañana, y las procesiones de la Pasión del Señor, del Santo Entierro y de Nuestra Señora de la Soledad por la tarde. Por su parte, el Sábado Santo estará marcado por la procesión de Nuestra Señora del Rosario, a las ocho y media de la tarde, así como por el canto de la salve marinera. Las celebraciones concluirán el domingo de Pascua con la tradicional procesión del Encuentro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook