19 de marzo de 2013
19.03.2013
La Nueva España

El Principado estudia reparar el saneamiento de Candás lejos de la costa

La solución a la avería, causada por un argayo, será «larga y costosa», según el Alcalde l El paseo marítimo, afectado por otro desprendimiento, seguirá cerrado

19.03.2013 | 00:00
El paseo marítimo de Candás, cortado ayer al tráfico de vehículos y peatones, con la casa desalojada al fondo.

Candás / Perlora,


Braulio FERNÁNDEZ


La Junta de Saneamiento de Asturias, dependiente del Principado, busca alternativas para resolver el corte en el saneamiento de Candás, cuya canalización fue arrastrada el pasado domingo por un argayo en El Tranqueru (Perlora). Estas alternativas podrían conllevar la puesta en marcha de una solución «temporal», según precisó el alcalde de Carreño, Ángel Riego, ya que la solución a largo plazo se prevé «larga y costosa». «La Junta está buscando una solución alternativa que puede suponer la colocación de una conducción por otro sitio», precisó Riego, y todo apunta a que esa nueva conducción se podría fijar lejos de la costa.


Las reparaciones, en cualquier caso, corresponden a la Junta de Saneamiento, organismo autónomo, adscrito a la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras del Principado de Asturias, según aclaró el regidor carreñense. Por su parte, y en cuanto a las canalizaciones del gas, la empresa HC Energía ha garantizado el suministro en el municipio.


Mientras tanto, la situación sigue «muy complicada» en el paseo marítimo de Candás, donde un segundo argayo el mismo domingo obligó a cortar la vía y a desalojar una vivienda. Parece que el corte, tanto de vehículos como de peatones, va a continuar por motivos de seguridad. «El mal tiempo persiste, con alertas por viento, y en esas condiciones no podemos abrir», manifestó Riego, que antepondrá «las condiciones de seguridad de la vía» a la comodidad de abrirla. «De momento va a seguir cerrado, ya que la situación no ha variado», aseguró el Alcalde, tras visitar la zona en el día de ayer junto al arquitecto municipal y el aparejador.


También se reunió con la familia desalojada el domingo por el argayo sobre su vivienda en la calle Astillero de Candás, donde arranca el paseo marítimo. Su vuelta a casa dependerá, como ocurre con la apertura del paseo, de un informe que ya ha sido contratado de forma externa. «Hemos contratado a una empresa para que lleve a cabo un estudio geotécnico de la ladera del monte Fuxa -junto al paseo marítimo-, y esperamos que mañana mismo -por hoy- visiten la zona», detalló Riego, quien ya anticipa que será necesaria la contratación de una empresa más para limpiar el talud derrumbado. «Así se verá el verdadero daño y las actuaciones que serán necesarias para asentar la ladera», dijo.


Una vez los informes ofrezcan algún dato esperanzador, se permitirá la reapertura del paso por el kilómetro que une Candás con Perlora, algo que Riego cree que no se producirá más que con la evolución del «día a día».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído