09 de abril de 2013
09.04.2013
La Nueva España

El marisco se resguarda de la lluvia

La Asociación de Hostelería decide trasladar el popular festival al mes de junio, para asegurar el buen tiempo

09.04.2013 | 00:00
La cocina del Festival del Marisco de Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


El Festival del Marisco de Candás, que este año celebrará su séptima edición, no tendrá lugar en el mes de abril, como es costumbre, sino en el mes de junio, tras la decisión adoptada a ese respecto por la Asociación de Hostelería de Carreño, organizadora del evento. El motivo del cambio de fechas es «poder asegurar una meteorología menos cambiante, con más probabilidades de que luzca el sol, ya que en los últimos años la lluvia nos ha afectado de forma negativa», reconoció ayer el portavoz de la asociación de hostelería, Rafael Solís.


El festival tiene lugar en una carpa de grandes dimensiones que el Ayuntamiento de Carreño instala en la explanada del muelle de la villa, y donde año tras año se intenta captar a turistas de la Meseta, con una oferta gastronómica donde se impone una gran variedad de mariscos. «En Castilla y León es fiesta el 23 de abril, y en Madrid en mayo, y hay otros festivos en estas fechas, caso de Valladolid, pero hemos optado por asegurarnos un mejor tiempo en detrimento del turista que sale de la Meseta en esas fechas», asegura el hostelero.


No obstante, buena parte de la promoción del festival marisquero irá a parar a tierras castellanas, como en otras ocasiones. Tampoco cambiará el menú de anteriores ediciones, ni la celebración de actividades y actuaciones paralelas a la celebración de la cita gastronómica en el muelle.


El festival pondrá en liza todo tipo de manjares obtenidos del mar. No faltarán las llámparas, el centollo, las andaricas, los percebes, los mejillones, las gambas, el pulpo, las navajas, los calamares ni tampoco la empanada, con el añadido de las zamburiñas, novedad el año pasado. Los precios de los productos oscilarán entre los dos y los 60 euros, en el caso de la paxa especial de marisco, que sigue siendo uno de los productos más reclamados por los visitantes de fuera, ya que les permite comer una amplia variedad de piezas.


Durante los cuatro días que dura el festival se pondrán en liza más de un millar de cajas de sidra, mil kilos de andaricas, y hasta el doble de centollo, para una previsión de comensales que anualmente ronda los 7.000.


Hasta este año, todas las ediciones del Festival del Marisco, que abrió sus puertas por primera vez en el año 2007 y que debido a su gran éxito se aseguró la continuidad en los años siguientes, habían tenido lugar en el mes de abril, coincidiendo con la fiesta de Castilla y León. La única excepción se produjo hace dos años, cuando esta fiesta castellana coincidió con la Semana Santa, lo que llevó a los organizadores a mover la fecha en el calendario a mayo, coincidiendo con la festividad madrileña de San Isidro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído