30 de abril de 2013
30.04.2013
Carreño

El Náutico pasará al Principado para ser un centro de control del tráfico marítimo

El nuevo servicio, que se pondrá en marcha una vez se concrete el acuerdo de cesión, será gestionado por una asociación privada

30.04.2013 | 00:00
Edificio del Náutico de Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


El edificio del Náutico de Candás, rebautizado hace un año como «Amando Prendes», pasará a manos del Principado una vez exista un acuerdo del pleno de Carreño para efectuar su cesión, que llevará a su conversión en un centro regional de coordinación del tráfico marítimo de embarcaciones deportivas. Este servicio, inexistente en la actualidad, prestaría servicio para todo el Principado de Asturias.


En las últimas semanas, la tardanza en hacer efectiva la cesión de la propiedad municipal al Principado generó dudas entre los partidos en Carreño, que, como el PP, habían solicitado información al respecto. El alcalde, Ángel Riego, aseguró ayer, no obstante, que las «dificultades son tan solo de índole jurídica, para la cesión del edificio», y añadió que espera que la situación se «desbloquee pronto».


Fuentes consultadas ayer por LA NUEVA ESPAÑA aseguraron que esas dificultades se resumen en la necesidad por parte del Gobierno regional de que exista un acuerdo plenario por mayoría para que responsables de las dos administraciones puedan firmar ante notario la cesión del edificio para su posterior conversión en el anhelado centro de coordinación de emergencias.


La existencia de un acuerdo mayoritario del pleno es una exigencia del Principado, según esas mismas fuentes. En el mismo deben figurar las condiciones en las que se va a llevar a cabo la cesión, incluyendo la cesión por parte del Principado de la gestión del edificio a una asociación privada. Esta gestión será llevada a cabo, casi con toda seguridad, por el Club Náutico Cuatro Vientos, con sede en Candás, o bien por la Federación de Asociaciones de Puertos, Pesca y Náutica Deportiva, de la que forma parte Cuatro Vientos.


Este edificio, que tendrá carácter regional, servirá para «para crear una zona de acogida para las embarcaciones de paso por el puerto, para las que ya existen pantalanes habilitados», según reza en la propuesta de la Dirección general de Puertos del Principado de Asturias, que fue creada durante la etapa en la que Álvarez Cascos ocupó la presidencia del Principado.


El gobierno municipal de Carreño no dudó en recuperar el proyecto planteado por el anterior gobierno regional, ya que «será muy importante para nosotros, no solo por poder dar uso a una instalación que ahora mismo no lo tiene, sino también por la posibilidad de dar una proyección de la imagen de Candás, al menos en el ámbito deportivo», según Riego.


Antes de eso no se había encontrado uso para la instalación, que estuvo destinada a las actividades del Club Náutico Carreño que le dio nombre. Su estado ruinoso aconsejó su reforma. La rehabilitación fue financiada con cargo a los fondos estatales para el empleo y la sostenibilidad local, por un precio de 558.735 euros, aunque posteriormente necesitó de una obra complementaria para estabilizar el talud posterior, por valor de 88.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas