12 de mayo de 2013
12.05.2013
La Nueva España
Carreño|Un concejo asediado por los desprendimientos

San Antonio, otro año fuera de casa

Los candasinos, resignados a vivir por segunda vez la fiesta local sin la ermita, desmontada por riesgo de derrumbe, reclaman su reconstrucción urgente

12.05.2013 | 00:00

Candás, Mónica G. SALAS


Ha pasado exactamente un año, cuatro meses y diecisiete días desde que se quitara la primera piedra de la capilla de San Antonio. La ermita, del siglo XVII y de estilo renacentista, fue desmontada pieza a pieza ante el riesgo de que los continuos argayos producidos en el cabo de San Antonio se la llevaran por delante y con el objetivo de ubicarla en un lugar más seguro. Pero ha pasado el tiempo y los elementos de la construcción permanecen olvidados en un almacén y la imagen de San Antonio fuera de su casa, en la iglesia de San Félix. Y todo indica que esta situación no cambiará, al menos, por ahora.


Según la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Carreño, Amelia Fernández, «no hay ninguna novedad» en lo referente a la subvención que el equipo de gobierno local solicitó en agosto del año pasado al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, así como al Principado, con el fin de que se acometiera la reconstrucción de la ermita con cargo a los fondos del uno por ciento cultural, de manera que el Ayuntamiento sólo tuviera que financiar el 25% del presupuesto de la obra.


De la misma forma, tampoco hay noticias sobre la petición que se le hizo al Principado sobre la declaración de la capilla de San Antonio como Bien de Interés Cultural. En este sentido, el portavoz del PP de Carreño, José Ramón Fernández, asegura que este mes, por medio de la ejecutiva de su partido, pedirá ver en qué situación se encuentra el expediente de la ermita en lo referente a esta declaración. «Ahora mismo ésa es nuestra prioridad, pero creemos que la capilla debe de reconstruirse, y si en dos años el Ayuntamiento no consigue fondos estatales habrá que hacerlo con propios», expresa.


De cualquier forma, lo cierto es que un año más la fiesta de San Antonio se celebrará el 13 de junio sin capilla. Una situación que los vecinos de Candás no ven con buenos ojos. «El pueblo tiene que tener capilla», declara de forma rotunda Josefa Fernández. Lo mismo que Antonio Garín, que sostiene que debería buscarse ya un sitio donde ubicar la ermita, convertida en todo un símbolo en el concejo. «Si la han quitado, yo creo que la deben poner. Lo que no puede pasar es que sigamos perdiendo tradiciones como ésa», añade. No obstante, hay muchos otros vecinos que entienden que la situación económica que se está viviendo hoy no es la más propicia para llevar a cabo la obra. «Está bien que se reedifique, pero ahora mismo hay otras prioridades, como la sanidad y la educación», dice Joaquín Fernández. «La echamos mucho de menos, sobre todo en las fiestas, pero reconozco que no hay dinero», explica Josefina Fernández, al igual que lo hace Rosa Castro: «Buena falta nos haría la ermita, pero como no hay perres para nada...».


Incluso hay quien cree que nunca llegará a reconstruirse. «No creo que la volvamos a ver más», dicen resignadas Obdulia Labayos y Lorena García. «Siempre que paseo por el monte, digo: "San Antonín, no sé si te volveré a ver más aquí"», relata Aurora Pila Rodríguez. Y es que hacia esta imagen hay una gran devoción en Candás. «El día de San Antonio estaba siempre llena de gente la ermita y las personas mayores que no podíamos subir ya hasta allí ese día hacíamos un esfuerzo», explica el candasín José Menéndez, que dice que el tema de la capilla no puede caer en el olvido.


A estas declaraciones se suman la de los líderes políticos. Así, Merche García, de Carreño Unido, opina que ahora mismo hay otras prioridades y que la capilla tendrá que esperar. Por su parte, Susana Corredor, de Foro Asturias en Carreño, cree que el procedimiento que se ha seguido no ha sido el correcto. Y se explica: «En el momento de retirar la ermita ya se tenía que haber pensado a quién le corresponde restaurar la capilla y de esa forma nos hubiésemos ahorrado dinero». Ana María Turrero, del Partido Comunista de los Pueblos de España, considera que debería ser el pueblo el que tomase la iniciativa y recogiera fondos, dada la situación económica, mientras que Ramón Artime, de Unión Independiente de Carreño, cree que «la capilla trasciende el hecho religioso» y que cualquier gobierno con un «mínimo de sensibilidad por el patrimonio cultural y artístico de su localidad ya la habría puesto en pie». No obstante, habrá que seguir esperando.

«Hay gente muy devota de San Antonio y creo que debe reconstruirse la capilla»


<Antonio Garín Luis>

«Comprendo la situación económica que vivimos, pero la ermita no puede caer en el olvido»


<José Menéndez Muñiz>

«La capilla tiene que volver, porque es un símbolo de Candás y la echamos de menos»


<Azucena de la Cueva>

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído