17 de mayo de 2013
17.05.2013

Riego defiende el Plan de Residuos en el debate organizado por los vecinos de Candás

El Alcalde destaca que «no se trata de decir sí o no a la incineradora» sino a un plan más amplio «y sin alternativas»

17.05.2013 | 00:00
Un momento del debate, ayer, en el Teatro Prendes de Candás.

Época con más sombras que luces, continuismo, falta de diálogo y de transparencia, gobierno nefasto... Estas fueron algunas de las valoraciones que hicieron ayer los portavoces de los siete grupos políticos que conforman la oposición en Carreño (PP, FAC, IU, UICA, CA-UN, UNA-BA y PCPE) en relación a los dos años de gobierno del socialista Ángel Riego. El debate, organizado por la Asociación de Vecinos de Candás y celebrado en el Teatro Prendes, abordó diferentes puntos de la actualidad política local, con el Plan de Residuos del Principado como uno de sus ejes.


Con respecto a este tema, todos los partidos, a excepción del grupo socialista, mostraron su oposición. «La instalación de una incineradora es nefasta para Carreño porque no sólo afecta al medio ambiente, sino que también pone en riesgo la salud de los vecinos», expresó Ana María Turrero, del PCPE. Esta postura fue compartida por el resto de portavoces, quienes también insistieron en que el PSOE se niega a escuchar alternativas. Hasta el punto de que el grupo socialista pretende «hacer negocio a costa de los ciudadanos», según aseguró Susana Corredor, de Foro Asturias en Carreño. En esa misma línea, los ciudadanos también expresaron su oposición a la incineradora y afirmaron que «en Carreño gobierna Cogersa en vez de Ángel Riego». El Alcalde replicó argumentando que lo que se dirime ahora no es el sí o el no a la incineradora, sino al Plan de Residuos, y recalcó que no hay alternativas sobre la mesa. A su vez, Foro destacó que el proyecto supondría un incremento de un 472% en el recibo de la basura para los vecinos del municipio.


Otro de los puntos clave del debate fue la Mancomunidad, una de las asignaturas pendientes del gobierno, en palabras de la oposición. Así, Carreño Unido y el Partido Popular insistieron en la duplicidad de servicios y en la necesidad de eliminar gastos. El popular José Ramón Fernández propuso, por ejemplo, eliminar gastos en dietas, el cargo de vocal delegado y recortar el número de personas de la Agencia de Desarrollo Local. Por su parte, el regidor, firme en su postura, señaló que la Agencia no sólo supone gastos, sino también beneficios, ante lo cual aseguró que la postura mayoritaria dentro de un tiempo en el Ayuntamiento sería la defensa de todos los servicios que ofrece la Mancomunidad en este momento.


En el terreno económico, el plan de ajuste volvió a salir a la palestra con posturas a favor y en contra. IU, UICA, CA-UN, UNA-BA y PCPE señalaron no sólo que el plan no es necesario en Carreño, sino que condicionaría los presupuestos de los próximos diez años. por el contrario, el socialista Ángel Riego y el popular José Ramón Fernández explicaron que la medida es de «obligado cumplimiento», pues «se trata de un plan para pagar a proveedores y teníamos que emitir al Gobierno central un informe con todas las facturas pendientes de pago. Ante esta situación sólo podíamos hacer dos cosas: o el plan de ajuste o que Hacienda nos descontase parte de los ingresos que da a los ayuntamientos para su sostenimiento», matizó Riego.


En relación con los presupuestos municipales del presente ejercicio tampoco hubo acuerdo. «Son continuistas y carecen de altura de miras», valoró Susana Corredor, de Foro Asturias en Carreño. Manuel Medina, de IU, opinó que las cuentas municipales «no se ajustan a la realidad que vivimos» y, a su juicio, son «un mero calco de los presupuestos de 2012».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído