11 de junio de 2013
11.06.2013

Veto municipal a las fiestas eróticas

El Ayuntamiento modifica las condiciones de las subvenciones a festejos para excluir actuaciones como la de la actriz porno Sonia Baby en Ambás en 2012

11.06.2013 | 00:00
La actriz Sonia Baby, en el escenario, durante su espectáculo erótico del pasado verano en Ambás.

El gobierno de Carreño no está dispuesto a poner un euro más para subvencionar festejos eróticos en el concejo. Para ello, ayer hizo pública la lista de requisitos para optar a las ayudas que el Ayuntamiento concede a las asociaciones de festejos del concejo, y que, a diferencia de otros años, señala de forma expresa que no se subvencionarán los espectáculos «que tengan un contenido sexista o discriminatorio».


Se persigue evitar así que se sufraguen espectáculos eróticos con dinero público, tras el protagonizado el verano pasado en la parroquia de Ambás por la actriz porno Sonia Baby, que costó en torno a 5.000 euros y fue el gran reclamo de las fiestas del pueblo, con un gran poder de convocatoria de público expectante por comprobar si la descripción del programa festivo se correspondía con la realidad: según el currículo de la actriz que la organización incluyó en el programa de mano de las fiestas, «se trata de la única acróbata vaginal con Record Guiness, y en sus shows ha sido capaz de sacarse de la vagina hasta 30 metros de perlas, banderines, encender bombillas, lanzar líquido hasta cinco centímetros de distancia, fumar, introducirse cuchillas o aspirar pelotas de ping-pong, todo ello con su herramienta de trabajo».


Ambás, que se quedó sin subvención para aquel espectáculo, tendrá más difícil este año lograr un reclamo similar. Según las nuevas bases, «se entenderán como discriminatorias o sexistas aquellas actividades o espectáculos que utilicen a la mujer y su cuerpo reducido exclusivamente a un mero objeto sexual, pasivo y al servicio de la sexualidad y los deseos del hombre».


Tampoco será posible contar con eventos que «exhiban imágenes del cuerpo femenino o partes del mismo, como un recurso para captar la atención o como un adorno o reclamo, ajeno al contenido del anuncio y lo anunciado».


Las restricciones para subvencionar festejos en Carreño van un poco más allá y prohíben «fomentar un modelo de belleza femenino o masculino basado en la juventud, delgadez o perfección corporal, de acuerdo a cánones poco reales, y que puedan proponer comportamientos lesivos para la salud de los hombres y las mujeres o asociarse a su éxito personal y social», lo que limitará posiblemente que figuren en los carteles de las fiestas hasta las cantantes de las orquestas.


Pero es que el espectáculo erótico de Sonia Baby ha encendido tantas alarmas rojas en el gobierno de Carreño que se prohibirán, a menos que no deseen subvención, hasta aquellas actividades donde las mujeres ejerzan como amas de casa, ya que se excluyen de las subvenciones los espectáculos que «asignen a las mujeres, de manera clara y diferenciada, la responsabilidad exclusiva o principal de cuidados a terceros y del ámbito doméstico, excluyendo o asignando un plano secundario a los hombres en dicha responsabilidad».


Carreño ya no subvenciona espectáculos eróticos, ni machistas, si bien fuentes del propio Ayuntamiento señalaron ayer que este último punto podría «dejar fuera a unas cuantas de las funciones teatrales del Salón de teatro costumbrista».


Las bases que condicionan la concesión de las subvenciones municipales para festejos a las asociaciones del concejo fueron publicadas ayer por el «Boletín Oficial del Principado de Asturias» (BOPA).


Según desvelaron ayer fuentes del gobierno local, la mayoría de las nuevas normas han sido redactadas por la teniente de alcaldía y concejala de Igualdad, Amelia Fernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas