15 de junio de 2013
15.06.2013

El gobierno mantendrá el tipo impositivo del IBI en la zona urbana

Los propietarios
de fincas rústicas tendrán una bajada
del 0,9% al 0,45%

15.06.2013 | 00:00

El gobierno de Carreño, del PSOE, no modificará los tipos impositivos de la contribución a los habitantes con una vivienda en propiedad en zona urbana. Esto, sumado a la reciente revisión catastral, que hará que el valor de los pisos se incremente en un 54%, provocará que el recibo del IBI se vea afectado y mucho en algunos casos. Aunque no será de forma inmediata, ya que la subida se repartirá progresivamente en diez años.


Los propietarios de zona rústica sí verán rebajado su tipo impositivo. Así que verán cómo, a pesar de que el valor de los terrenos sufrirá una subida del 160%, pagarán menos impuestos por ellos. El gobierno propondrá al Pleno una rebaja en el tipo impositivo de estas fincas del 0,9 por ciento actual al 0,45.


Más aún, se propondrá la creación de bonificaciones para todas aquellas parcelas que cuenten con inmuebles destinados a la actividad primaria: agrícola, ganadera o forestal. Esta bonificación será del 50%, lo que reducirá considerablemente la contribución que pagarán los empresarios del medio rural carreñense.


«Es nuestra intención fijar los menores tipos de gravamen posibles, la disminución de la carga tributaria que corresponde a las unidades vinculadas a las actividades del sector primario, así como el tratamiento más igualitario entre los contribuyentes en cuanto al cálculo de las bases liquidables», explicó ayer la concejala de Hacienda, Amelia Fernández, a la conclusión de la última comisión para decidir los tipos impositivos de la contribución a partir de 2014.


Ahora, será el pleno de Carreño el que refrende o rechace la postura del gobierno, que cuenta con el apoyo seguro de sus socios, Compromisu por Carreño (UNA) y PCPE. Existe, no obstante, otro grupo en el Pleno con otra idea sobre el IBI, con PP, Foro Asturias y Carreño Unido, que apuesta por reducir los tipos urbanos al 0,4%, el mínimo que establece la ley.


«Asumimos la revisión catastral, pero en ningún caso se pretende incrementar de forma excesiva la presión fiscal sobre la ciudadanía de Carreño», puntualizó la edil de Hacienda. Añadió, además, que a partir del 26 de agosto los propietarios de una vivienda o finca rústica recibirán una carta con los nuevos valores catastrales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook