10 de julio de 2013
10.07.2013
La Nueva España
Carreño

Un club de pesca usa como sede el edificio del Náutico, cerrado desde hace dos años

«Cuatro Vientos», que gestiona varias instalaciones del muelle, ha incorporado material informático al inmueble

10.07.2013 | 00:00
El Náutico de Candás, a la derecha.

Sin previo aviso ni anuncio oficial, y a la espera de una respuesta por parte del Principado de Asturias sobre si se destinará a albergar el futuro centro de coordinación de embarcaciones marítimas, el edificio Náutico Amando Prendes del muelle de Candás ha vuelto a tener uso. Desde hace algunos días, es utilizado por la asociación de pesca deportiva local «Cuatro Vientos», según revelaron fuentes de la propia agrupación.


El edificio fue reformado, y prácticamente vuelto a construir, hace dos años, con fondos del plan de estímulo al empleo regional, con un coste de 558.735 euros que el propio gobierno local decidió destinar a tal fin. Sin embargo, con el paso del tiempo no se concretó un uso para la instalación, que permaneció vacía durante esos dos años.


En los últimos meses, los gobiernos local y regional, ambos del PSOE, se habían enfrascado en una negociación para poner en funcionamiento el edificio Náutico. Para el alcalde de Carreño, Ángel Riego, se trataba de una prioridad porque, según sus palabras, «no se puede permitir que una inversión así esté en desuso», mientras que para la consejera de Infraestructuras y Medio Ambiente, Belén Fernández, su puesta en marcha como centro de coordinación de embarcaciones deportivas «no es prioritaria».


En las últimas semanas, el propio Riego ya había advertido de que, si el Principado no daba uso al edificio, de dos plantas, el gobierno municipal echaría mano de un plan B, sin especificar de qué se trataba.


La asociación «Cuatro Vientos», que está haciendo uso del local, se encarga ya de la gestión de varias instalaciones del muelle, como los pantalanes y los amarres en tránsito, además de ser la encargada de impartir los cursos de vela y de pesca que se desarrollan en verano.


La medida, no obstante, ha enojado al grupo municipal del PP, que señala que «el gobierno ha autorizado que alguien utilice un edificio de todos, sin explicar a quién se ha otorgado dicha autorización, en calidad de qué se ha otorgado ni qué justifica dicha actuación», en palabras de José Ramón Fernández, su portavoz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído