18 de septiembre de 2013
18.09.2013
Carreño

La oposición fuerza al gobierno a recurrir judicialmente la incineradora de Cogersa

El PSOE, que votó en contra, esgrime un informe municipal según el cual el proyecto de la compañía de residuos se puede imponer al plan de ordenación

18.09.2013 | 00:00
Los asientos del gobierno, ya vacíos, mientras la oposición y el público continúan en la sala, tras levantar el alcalde la sesión de ayer. | braulio fernández

La incineradora de Cogersa ha puesto de acuerdo a la oposición de Carreño por segunda vez en lo que va de mandato. PP, Foro, UICA, CAUN e incluso los hasta ahora socios de gobierno del PSOE, el PCPE y Compromisu, alcanzaron en el pleno de ayer celebrado en Candás un acuerdo para ordenar a los servicios jurídicos municipales que acudan a la vía judicial para recurrir el Plan Territorial Especial que Cogersa tiene preparado para instalar la incineradora, en parte, en terrenos de Carreño. Sólo el PSOE votó en contra del acuerdo, mostrando nuevamente su apoyo a la quema de residuos en el concejo, que cuenta con un amplio rechazo no solo en partidos políticos, sino también en asociaciones vecinales. El gobierno, que no rindió explicaciones de su posición al pleno, se limitó a sacar a la luz un informe de los técnicos municipales según el cual el plan territorial para poder instalar la incineradora es «compatible» con el plan urbano de Carreño.


Un resquicio legal que explicó en el pleno el secretario municipal, Fernando Mora: «El plan territorial, independientemente del planeamiento urbanístico del concejo, se puede imponer. Salvo que estemos hablando de que esos terrenos sean una reserva natural, da igual que el plan urbano municipal prohíba los usos que contempla».


La oposición resumió su posicionamiento en contra, según las palabras del portavoz del PP, José Ramón Fernández, en que «sin plan de residuos, el plan territorial es nulo de pleno derecho». Este plan de Cogersa ya sufrió el pasado mes un revés en los tribunales, siendo declarado nulo el plan urbanístico para el desarrollo del área de tratamiento de residuos, a pesar de lo cual volverá a ser planteado. «Lo que queremos es que el Principado retire el plan, aunque sabemos que lo va a aprobar, pero entonces nuestros servicios jurídicos estarán listos para recurrirlo», añadió Fernández. El acuerdo contó con los votos a favor de todos los partidos salvo el PSOE, diez en total, al no encontrarse presente el concejal de IU, Manuel Medina, que mostró con anterioridad su apoyo a la causa que defiende la mayoría.


El segundo punto del orden del día tenía que ver con la manifestación que tuvo lugar en agosto en Candás. La oposición pedía al Alcalde que informase sobre el estado en que se encuentra el cierre del paseo marítimo, la ciudad de vacaciones de Perlora o la petición para hacer cumplir las autorizaciones ambientales de los parques de carbones de Aboño, problemas que motivaron la concentración. Ángel Riego se mostró parco en sus explicaciones, que el edil de UICA, Ramón Artime, llegó a resumir en un «del paseo dice que es privado, de Perlora que sabe más el PP, y de Aboño que no sabe». A continuación, Riego dio por concluido el pleno. Todos los concejales salvo los del PSOE y el de Compromisu, anteriormente UNA, se quedaron en sus asientos, y también el público, reclamando más explicaciones.


El momento de mayor tensión se vivió cuando el secretario local del PP, Rafael Solís, animó a los asistentes a quedarse sentados. «Cuidado con lo que dices», le espetó Riego, según varios testigos.

«Sin plan de residuos, el plan territorial es nulo de pleno derecho»


<José Ramón Fernández
>

Portavoz del PP


«El Alcalde dice que no sabe nada de Aboño, que el paseo es privado y que de Perlora sabe más el PP»


<Ramón Artime
>

Portavoz de UICA


«El plan se puede aprobar, aunque el PGO prohíba sus usos»


<Fernando Mora
>

Secretario municipal

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído