19 de septiembre de 2013
19.09.2013
La Nueva España
Carreño

UICA e IU creen que el apoyo de Riego a la incineradora justifica una moción de censura

Los dos partidos, inicialmente reticentes a la propuesta del PP, la consultarán con sus afiliados tras el enfrentamiento con el Alcalde en el último Pleno

19.09.2013 | 00:00
UICA e IU creen que el apoyo de Riego a la incineradora justifica una moción de censura

La Unión Independiente de Carreño (UICA) e Izquierda Unida consultarán a sus afiliados sobre la posibilidad de apoyar una moción de censura para desalojar a Ángel Riego de la Alcaldía de Carreño. Y todo por la negativa del líder del partido socialista en el concejo a formalizar el rechazo a la incineradora de Cogersa que le reclamaba la mayoría del Pleno. En la sesión del martes, la oposición unió sus fuerzas para aprobar que los servicios jurídicos municipales alegasen contra el plan territorial de Cogersa que incluye la incineradora. El PSOE fue el único que votó en contra.

La tensión entre Riego y la oposición, en constante crecimiento a lo largo del mandato, parece haber alcanzado su cénit tras la actitud del alcalde en el último pleno. En él, todos los concejales salvo los del gobierno, del PSOE, y su socio Compromisu por Carreño, permanecieron más de media hora en sus asientos una vez que el regidor levantó la sesión. Esperaban por más explicaciones en temas como el cierre del paseo marítimo, el deterioro de la Ciudad de Vacaciones de Perlora o la contaminación en Aboño, pero no las hubo, a juicio de los ediles, que hicieron una «sentada» improvisada.

Así las cosas, la moción de censura que propusieron el PP, Foro y Carreño Unido hace una semana parece cobrar más fuerza ahora. «Una moción de censura requiere de un motivo concreto, y entendemos desde UICA que la incineradora hipoteca el futuro del concejo, y que la actitud permisiva de Riego hacia ella va en contra de los intereses generales», explicaba ayer el edil de los independientes, Ramón Artime. Más aún, reconoce que aunque en un principio decidieron desmarcarse de la moción del PP, «ahora nos volvemos a plantear un cambio, dada la negativa del Alcalde a oponerse a la incineradora». Cree Artime que «la ciudadanía sí podría entender que apoyemos una moción de este tipo ante el hecho gravísimo que supone que Ángel Riego desoiga al pleno con respecto al plan de residuos».

Izquierda Unida no se ha pronunciado, sobre todo teniendo en cuenta el proceso de cambios en la organización que se están produciendo actualmente, con sustituciones en la representación municipal y en la coordinación general. No obstante, fuentes próximas a la coalición señalaron ayer que «la actitud de Riego no es la esperada con respecto a la incineración», y señalaron que se dirigirá a la asamblea local del partido la potestad para decidir si se secunda una moción de censura contra el Alcalde.

Una moción que podría plantearse de una forma abierta, pidiendo que se sumen a ella también los dos partidos que se han entendido con el PSOE durante estos dos años de mandato: PCPE y Compromisu, tal y como sugirió ayer Artime. «Hablaremos con todos los partidos, sin excepción, para proponer la posibilidad del cambio», dijo.

Y es que a pesar de las incesantes mociones y acuerdos a los que la mayoría de la oposición en el pleno de Carreño ha llegado en los últimos meses, aún no se ha conseguido arrancar del gobierno un cambio de actitud con respecto a la incineradora, ni siquiera un posicionamiento abierto. Anteayer, de hecho, Riego aseguró que los planes de quema de residuos en el centro de Asturias no habían sido ni siquiera tratados en las reuniones de Cogersa a las que acude.

Para la oposición, ese tipo de respuestas suponen «un engaño al ciudadano y una falta de respeto a los demás partidos», según explicó el concejal del Partido Popular José Ramón Fernández, quien ayer pidió la dimisión del Alcalde por su actitud en el pleno.

«Cuidadín con lo que dices», le escucharon decir a Riego varios testigos de entre los concejales y el público, dirigiéndose al secretario general del PP en Carreño, Rafael Solís, que invitaba a la gente a que pemaneciese en el salón de plenos una vez finalizada la sesión en disconformidad con las explicaciones de Riego.

Para el portavoz del PP, al dirigirse a Solís de tal modo, «el todavía alcalde descendió a la amenaza directa y pública contra un cargo orgánico de uno de los grupos políticos con representación municipal». De «estilo matonesco y formas desabridas, nuestro alcalde ha vuelto a demostrar sus querencias autocráticas», asegura Fernández, que recuerda que hace solo escasos meses Riego «mandó a la policía a impedir una reunión de los concejales en un local sindical», curiosamente también con la incineradora como tema de fondo, al ser la presentación de alegaciones a este proyecto lo que motivaba aquel encuentro.

«No podemos más que expresar nuestra denuncia, nuestra solicitud al alcalde para que se disculpe, y la petición de que dimita, dado que es una persona profundamente incapacitada para ejercer el cargo que desempeña», pidieron ayer desde el PP.

El pleno del martes fue el más tenso de lo que va de mandato. Tras despachar en unos minutos a la oposición, que había convocado la sesión para interrogarle sobre varias cuestiones, Ángel Riego levantó la sesión. Disconformes con las explicaciones y con la actitud del alcalde, el secretario general del PP, Rafael Solís, animó a los presentes a permanecer en los asientos. Entonces Riego se dirigió a él y le espetó: «Cuidadín con lo que dices». En la imagen, Riego, el primero por la izquierda de pie, se dirige a Solís, tapado por Amelia Fernández, la segunda por la derecha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído