27 de septiembre de 2013
27.09.2013

El Pleno decidirá el voto de los representantes locales en Cogersa Manuel Medina, de IU, deja de ser concejal

La moción de la oposición pretende evitar el apoyo a medidas como la subida de tarifas para financiar la incineradora

27.09.2013 | 00:00
El Pleno decidirá el voto de los representantes locales en Cogersa Manuel Medina, de IU, deja de ser concejal

El pleno de Carreño será soberano para decidir el voto de sus representantes en la Junta de Gobierno del Consorcio para la Gestión de Residuos de Asturias (COGERSA) en lo que respecta a la subida de las tarifas. Todos los partidos con representación municipal, excepto el PSOE, que se abstuvo, decidieron ayer que así fuera en el transcurso de un pleno celebrado en Candás.


El Ayuntamiento de Carreño cuenta con dos representantes en el órgano de gobierno de Cogersa: el Alcalde, Ángel Riego, y la concejala de Urbanismo, también del PSOE, Cecilia Tascón. Cogersa aprobó en abril de 2010, con el apoyo de estos dos representantes, «una subida de tarifas a razón de 56 euros por tonelada», según explica la defensora de la moción municipal aprobada ayer, Susana Corredor, de Foro Asturias. Esta subida tiene como finalidad «servir como financiación del coste de la inversión de 250 millones de euros para la construcción de la incineradora», añade.


Como siete de los ocho partidos con representación en el pleno se oponen a esta planta de valoración energética, se ha optado por conseguir que esa mayoría tenga validez en las decisiones que se toman en Cogersa, con el voto de los dos representantes de Carreño. El acuerdo plenario alcanzado ayer por PP, Foro, UICA, CAUN, Compromisu por Carreño y el PCPE implica «instar a Cogersa a que convoque su junta de gobierno para que las tarifas propuestas sean ratificadas por cada Ayuntamiento a través de sus representantes en ese órgano».


Y además, «que el sentido del voto del Ayuntamiento de Carreño en la Junta de Gobierno de Cogersa respecto a las tarifas venga determinado por la decisión democráticamente tomada por la mayoría del pleno». Se trata de acabar así con la actual metodología por la cual, a pesar de la amplia reticencia ya no del pleno, sino de la ciudadanía de Carreño, hacia la planta de quema de residuos, los representantes municipales en Cogersa votaban en función de las directrices de su partido a nivel regional.


El gobierno se defendió, en palabras de la edil de Urbanismo Cecilia Tascón: «A mí no me eligió el pleno para ir a Cogersa, sino el Alcalde, y no voto allí como concejal de Carreño». Por su parte, el PP protestó que «Riego y Tascón han dejado claro que votan en Cogersa al margen de lo que desee el pleno, y por extensión la ciudadanía de este concejo, defendiendo los intereses de la Federación Socialista Asturiana, por encima de los de Carreño», según su portavoz, José Ramón Fernández.


También Compromisu por Carreño, leal socio del PSOE en el gobierno, aprobó que sea el pleno quien decida, y eso a pesar de que el gobierno colocó el debate de la moción a continuación de la dimisión del edil de IU, fuera del orden del día, restando un voto que al final no resultó necesario, y justificando que no llegó a tiempo, a pesar de haber sido presentada el 16 de septiembre.

La sesión plenaria celebrada ayer en Candás sirvió también para hacer efectiva la dimisión de Manuel Medina como representante municipal de Izquierda Unida (en la imagen, en el momento de abandonar su asiento en el pleno). Su puesto será ocupado el próximo 31 de octubre por Ángel García Vega, número dos de la coalición a las pasadas elecciones, informa B. F.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook