10 de octubre de 2013
10.10.2013
Siero y Noreña

Paredes, el parque que nunca llega

El espacio verde y la zona de seguridad vial que se debieron inaugurar con Parque Principado están abandonados y se deterioran doce años después de la apertura del centro comercial

10.10.2013 | 01:48
El parque metropolitano de Paredes.

Siero empieza a vislumbrar el final de la larga travesía en el desierto que ha atravesado el parque metropolitano de Paredes, una amplia zona verde cuya construcción lleva años paralizada por problemas burocráticos, económicos y judiciales. Lo más reciente ha sido el fallo de la Audiencia Provincial de Asturias a favor del Ayuntamiento de Siero, que lo habilita para ejecutar un aval de 2,4 millones de euros con el que terminar las obras del parque. No obstante, no está todo dicho, puesto que cabe todaíva un recurso de casación ante el Tribunal Supremo y hasta que la sentencia no sea firme el municipio no puede actuar.

El desarrollo del parque tuvo ya un mal comienzo. Su construcción estaba incluida en el convenio firmado por el Ayuntamiento de Siero y la promotora del centro comercial Parque Principado. Firmado en 1996, el convenio establecía el desarrollo de un terreno de 76.025 metros cuadrados con un parque público, juegos infantiles, sendas peatonales y una escuela de educación vial, y una zona privada para uso hostelero.

El parque debía estar desarrollado al mismo tiempo que el centro comercial. Parque Principado se inauguró en 2001 y, doce años después, el parque está sin terminar.

La obligación de hacerlo correspondía a la promotora del centro comercial, pero en 2006 la Corporación, encabezada entonces por el PSOE, aprobó la subrogación de las obligaciones de la promotora de Parque Principado a la empresa Excarpri. Después Excarpri empezó a tener problemas financieros, entró en un proceso concursal y, finalmente, fue liquidada.

La empresa había construido el parque público y el área de educación vial casi en su totalidad, mientras que la parte privada se cerró con una valla y nunca se llegó a hacer.

En medio de estos problemas, hubo una ampliación del parque por la que se abrió un expediente de expropiación que fue llevado a los tribunales por los afectados.

Con todos estos problemas, el parque se fue dejando en el abandono, y desde hace varios años se está deteriorando visiblemente, cada vez con más maleza y una mayor acumulación de suciedad.

La concejala de Urbanismo, Engracia Valle, confía en que el Ayuntamiento pueda hacer uso del aval para terminar de una vez por todas con el deterioro del parque y recuperarlo para uso de los vecinos.

En cambio, uno de los impulsores del área de seguridad vial, el presidente de la Federación Estatal de Técnicos en Educación y Seguridad Vial (Fetevi) y policía local de Siero, Julio Magadán, no tiene ninguna esperanza con respecto al futuro de la iniciativa. No sólo por la posibilidad o no de ejecutar el aval sino también por el interés del equipo de gobierno. "Sinceramente, las esperanzas están perdidas; aunque al principio dijeran que la seguridad vial era importante, nunca más se llevaron a buen puerto las actividades ", señala Magadán.

El proyecto que había diseñado en Paredes era ambicioso, pero el tiempo lo ha desgastado y ahora hay que sumar la falta de interés del equipo de gobierno.

El área de seguridad vial era una escuela, con los niños como objetivo prioritario, pero también abierta a los adultos. Tenía aulas y espacios para la teoría y una pista para trabajos sobre el terreno relacionados con la seguridad. Dicha pista está, al igual que el parque público, abandonada e invadida por la maleza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook